Técnico combina su trabajo en Carmelita para formar promesas en su natal Atenas

Víquez cuenta con el apoyo incondicional de su esposa

Víquez conversando con su pupilos.

Redacción – El técnico nacional Mario Víquez combina su trabajo en Carmelita para formar promesas en su natal Atenas, dónde desde su niñez lo han respaldado y ahora, busca devolver un poco de lo mucho que le dieron en su pueblo.

Víquez es muy recordado por muchos amantes del balompié nacional, en su faceta como jugador profesional en equipos como: Santos de Guápiles, Alajuelense, Carmelita y Puntarenas FC.

En todas esas instituciones, Víquez siempre se caracterizo por su coraje y esfuerzo a la hora de saltar al terreno de juego, dónde siempre contó con el respeto de todos sus rivales.

Esas grandes cualidades que lo hicieron destacar en su época como futbolista, son las mismas que Víquez le trata inculcar a sus dirigidos en Carmelita y a sus alumnos en su academia en Atenas.

Víquez es el actual entrenador de Carmelita en la primera división.

El técnico es originario de barrio Los Ángeles de Atenas, lugar en dónde empezó a dar sus primeras patadas a un balón, esos recuerdos en su caserío natal, son los que motivan al ex- futbolista a formar nuevas promesas en su tierra natal.

Debido al gran talento que hay a lo largo y ancho del pueblo ateniense, que es conocido por muchos como el cantón  del mejor clima del mundo.

Todos esos factores, motivaron al estratega para abrir su propia academia de fútbol en el año 2016, gracias al apoyo de su familia, pero principalmente de su esposa, comenzó a darle un poco a su cantón de lo mucho que le dieron.

Víquez junto a su esposa en Atenas.

El respaldo de su esposa es total, ya que gracias al apoyo de ella en la parte administrativa, Víquez se puede enfocar mejor en la parte deportiva y de esa manera, quitarse un poco de peso, gracias a la ayuda del acompañante de vida.

Además, del apoyo de su esposa, el estratega cuenta con la confianza y garantía de los padres de familia de sus pupilos, eso ha provocado que la Academia de Fútbol Mario Víquez, crezca cada vez más.

Víquez y su esposa, no hace ningún tipo de exclusión en su academia, ya todos los alumnos tienen la misma importancia y respaldo por parte del entrenador nacional.

Además de inculcarles  valores a sus pupilos, Víquez de 39 años le pide a los integrantes de su academia, buenas calificaciones en sus centros educativos, para que de esa manera no pierdan el rumbo hacia un futuro mejor.

Finalmente, en la academia cuentan con los servicios de terapeuta físico, dentista, nutricionista. Dichos beneficios, hacen que actualmente, Víquez tenga más de 90 integrantes en su academia en Atenas.


Publicidad

.