Dylan Flores, el hijo de La Capri que hoy destaca en el fútbol de Europa

Flores espera mantenerse mucho tiempo en Europa

Dylan Flores creció en San Miguel de Desamparados.

Redacción – En uno de los barrios más conflictivos del sur de San José, nació Dylan Flores Knowles un 30 de mayo de 1993. Sin embargo, aquel escenario en el que predominaban la pobreza y las drogas no interfirieron en su mente para consolidarse, desde muy joven, en un futbolista profesional.

En San Miguel de Desamparados, mejor conocido como “La Capri”, Flores dio sus primeras patadas a un balón con sus amigos de infancia. Poco a poco, le tomó cariño al deporte rey gracias a las “mejengueadas” con sus conocidos. Y fue ahí, en las calles, descubrio sus cualidades.

Luego de experimentar días llenos de felicidad y de experiencias únicas en su barrio, Dylan se marchó a vivir a Canadá con sus padres, quienes siempre lo han apoyado para cumplir sus metas.

A los 11 años, Flores tomó en serio el fútbol tras haber formado parte de una selección regional de Canadá, donde tuvo un proceso para entrar a una juvenil, pero por temas familiares no logró entrar y tuvo que volver a suelo tico.

Tras regresar a suelo nacional, el jugador -a sus 12 años- inició un proceso en las divisiones menores de Saprissa, donde se abrió paso en las filas moradas hasta debutar con el primer equipo.

Ese proceso no fue sencillo debido que tuvo que sacrificar celebraciones familiares, salidas con los amigos y demás, para lograr su sueño de ser futbolista profesional.

A partir de ese momento, el jugador se abrió paso en el balompié tico con grandes actuaciones, donde siempre se ha destacado por su velocidad y facilidad para driblar a sus rivales.

Flores es pieza clave de su equipo en Rumanía.

Flores vivió grandes momentos en Saprissa, club que le guarda mucho cariño, debido que fue la institución que lo formó como jugador y le enseño valores para triunfar en el deporte.

La camisa morada no es la única que ha vestido en Costa Rica, pues también vistió la camiseta de Uruguay de Coronado, Cartaginés y La Liga, donde no pude hacer su debut oficial por una irrechazable oferta en Rumanía.

El tico se marchó al CSM Politehnica Iași de la primera división rumana, club que le abrió las puertas para vivir su segunda experiencia en Europa, tras haber militado en el Tondela de Portugal en 2016-2017.

Marcharse a suelo rumano le ha sentado muy bien al nacional, que en poco tiempo se ha convertido en un jugador clave de su equipo, gracias a la confianza que le brindaron desde el primer día.

Flores conversó en exclusiva con AMPrensa.com desde Rumanía. A continuación un extracto de la entrevista:

¿Cómo se da su llegada al fútbol rumano?

“Los contactos se dieron gracias al buen torneo, que hice con Cartaginés, me pude desarrollar bien y sentirme muy cómodo. Miembros del equipo de Rumanía me habían visto y me comentaron de la posibilidad de venir a menos de una semana para que iniciara el torneo en Costa Rica.

El nivel futbolístico es bastante bueno, algunos equipos son más físicos y son muy técnicos, estoy muy feliz acá, siento que he hecho las cosas bien, estoy jugando buen fútbol y soy regular en el once estelar. Estoy muy contento por la oportunidad que me dio”.

¿Cómo es su nueva casa en el viejo continente?

Me han tratado de maravilla, es un club que el año pasado jugó los play-off en el torneo local, tiene las expectativas muy altas para este año poder entrar entre los primeros cuatro lugares y poder entrar a las eliminatorias de Uefa Champions League.

Dylan Flores llegó a Rumanía procedente de La Liga.

El Iasi tiene una gran afición, que me respalda en cada juego, me siento importante, el equipo confía en mí y eso me hace sentirme muchísimo mejor.

Vivo con mi esposa y mi hijo, lo cuál es un motivación extra, lo que ha hecho que me sienta más cómodo en un nuevo estilo de vida”.

¿Qué ha sido lo más difícil hasta el momento en estos meses en Rumanía?

“Lo más difícil ha sido el idioma, los jóvenes hablan inglés, lo entienden y lo hablan muy bien. Las personas de mayor edad les cuesta mucho hablar y solo hablan en rumano, eso ha sido lo complicado pero ya nos vamos desenvolviendo mejor acá en Rumanía.

Desde que llegue al equipo, fue para competir de una sola vez y eso me ha ayudado para acoplarme mejor. Tengo un compañero español, que me ha ayudado mucho en mi adaptación, debido que me ha colaborado a entender mejor todo”.

Tiene su segunda experiencia en Europa, tras haber militado en el Tondela de Portugal, ¿Ve esta oportunidad como una revancha?

“Lejos de verlo como una revancha, lo tomo como una oportunidad muy grande para demostrarme a mi mismo, que puedo estar compitiendo en un buen nivel y en altas competencias.

Aprendí mucho en Portugal, siempre he dicho que es paso que sentí que lo tenía que dar para aprender y ser mejor futbolista. No me arrepiento de haber regresado a Costa Rica tampoco.

Todo pasa por algo y ahora espero quedarme en el fútbol de Europa por mucho tiempo”.

A pesar de ser un equipo con pocos reflectores en Rumanía, ¿CSM Politehnica Iași sueña con jugar alguna competencia europea?

“Claro que sí, el equipo ocupa el décimo puesto con 14 puntos, el torneo ha iniciado muy parejo en los primeros lugares y es por ello, que los próximos juegos lo daremos todo para mantener la ilusión de entrar a los primeros lugares.

Dylan Flores es titular indiscutible en su actual equipo.

En Rumanía lo primeros cuatro lugares de liga y el ganador del torneo de copa, tiene la oportunidad de jugar fases previas para acceder a la Uefa Champions League.

En el equipo lucharemos por conseguir ese boleto, vamos a trabajar con todo para estar la próxima campaña en Europa”.

Si tenías ofertas en el viejo continente, ¿Porqué perdió tiempo con La Liga?

“Cuando volví de Portugal, mi meta era consolidarme en el fútbol costarricense, por ahí en Saprissa no tuve muchos minutos, en Cartaginés me sentí muy cómodo y luego se abrieron las metas en La Liga, quería quedarme al menos un año en Alajuela, tenía casi cerrado la posibilidad de salir del país.

Pero la opción en Rumanía se dio muy rápido, fue cuestión de tres o cuatro días que se dio todo, mi representante me comentó de la posibilidad y que tomáramos la oportunidad de regresar a Europa.

Con la opción, entró el lado familiar, pones todo en una balanza y ves que tienes buenas posibilidades para llegar al fútbol europeo”.

¿Cuál es el equipo de sus amores en Costa Rica?

“Desde niño me crié con mi abuela,era liguista a muerte, era de las personas que si el club rojinegro ganaba era un buen domingo o fin de semana.

Recuerdo que íbamos a la iglesia y todos felices en la casa. Pero, Si Alajuelense perdía no conversaba con nadie ella. Mi abuela hizo a la familia por parte de mi mamá fiebres a La Liga.

Pero, por el lado de mi papá es muy saprissista, él muy fiebre con Saprissa, me ingresó en el equipo a las divisiones menores, le agradezco todo al Monstruo por haberme dado la oportunidad de formarme como jugador y personas.

Mi corazón no le pertenece a ningún equipo, en Cartago me sentí muy bien, desarrolle buen fútbol y es un equipo que le guardó cariño por lo vivido en su momento. Les dejo ese pleito a mi familia y que ellos se encarguen de pelearse por los equipos.

¿Regresaría a  las filas de Alajuelense y cree que este será el campeonato de la 30?

“Salí de La Liga con las puertas abiertas, es un gran club, excelentes compañeros y posibilidad de regresar, se puede dar, vería con buenos ojos volver.

Imagen relacionada
Dylan no debutó de manera oficial con La Liga.

Veo muy fuerte al equipo en el torneo, están haciendo muy bien las cosas, las figuras lo están haciendo excelente y creo que este puede ser el año de la copa número 30 para La Liga“.

¿Porqué cree que no ha sido tomado en cuenta en La Sele y se ve en Qatar 2022?

“Porqué no he sido tomado en cuenta, no soy yo, el que tiene que decirlo, siento que estoy en un gran nivel, he jugado todos los partidos casi que completos, he dado asistencias y he marcado varios goles.

Tengo entendido que la selección es por méritos propios y por ello, no me desespero porqué sé que pronto que me puede dar la posibilidad de representar al país.

Voy a seguir trabajando para llegar a la selección nacional, me veo en Qatar 2022, voy a ponerle ganas para el chance y ahora con Gustavo Matosas, se viene un nuevo proceso con un técnico que lo ganó todo en México y que tiene grandes capacidades“.

En los últimos días se reveló, que hay varios equipos del viejo continente, tras los servicios del tico y el más interesado en contar con los servicios de Flores sería el Estrella Roja de Serbia, club que juega Uefa Champions League.

Como dato curioso, el habilidoso futbolista hizo pasantía hace unos años atrás en el Manchester City, donde deleitó a muchos por su gran talento con la pelota.


Publicidad

.