#EnLaMira: ¿Agentes escoltas o truchas de estanque?

Minor Araya Salguero

Exjefe OIJ – Especialista SWAT


Un buen ser humano, cubierto de sangre, sin vida, cuyo cuerpo no tuvo más opción que desplomarse y quedar expuesto sobre las gradas, en las afueras de un edificio que quizá nunca deseó visitar ¿Una imagen cruel, cierto…?

Con mucha probabilidad, un trabajador honrado, dispuesto y sin duda alguna, con sobrado valor. Él murió [octubre 26] allá en la zona atlántica [Pacuare de Limón] de nuestro país; a él le disparan unos cobardes desalmados para robar su arma de fuego.

Hace 8 años – previo al cierre de un importante trato de negocios – expuse las fortalezas y amenazas de este tipo de trabajo [escolta de personas] a varios empresarios; uno de ellos, un prominente y respetado hombre de negocios. Este señor, luego de conocer el riesgo absurdo al que se somete a estas personas, dijo: No, no vale la pena, para mí primero está la seguridad de mi gente, luego lo demás…

¡Encomiable…! Lástima que no son muchos los empresarios que piensan como Don F. Una persona que realmente valora y protege a su más valioso recurso [humano] ciertamente, hace la diferencia.

Aquel que no conozca el significado de MDS-RFC [principio en el contexto táctico], pretendiendo ofrecer este tipo de servicios a terceros [conocidos acá como Servicio de Custodia], comete un gravísimo error, uno que podría teñir con sangre y lágrimas – tarde o temprano – a una o varias familias honradas.


“Cuando no se sabe utilizar un arma de fuego, lo mejor es no utilizar una, siendo el término “utilizar” uno muy amplio, uno que sobrepasa por mucho, el quid de la técnica”


Lástima que en este sistema [Servicios de Seguridad Privados] algunas personas con poder en el ámbito gubernamental y privado, piensen y trabajen de la manera que lo hacen. Este es un asunto peligroso, un trabajo de alto riesgo operativo; no solo se trata de llenar los bolsillos, es mantener una conciencia tranquila con los bolsillos llenos.

Hay que analizar, corregir, evitar que al peón lo aplaste un terraplén invirtiendo en el mejor material de contención; no dejarle morir con un buen pico y pala en la grande, sombría e inestable zanja. Son vidas humanas, vidas de personas que únicamente buscan servir bien a cambio de un modesto y legal salario.

Escenas como ésta desafortunadamente seguirán ocupando un espacio en las páginas del periódico y en la pantalla de su televisor a menos que personas, como aquel prominente [Don F] hombre de negocios, tomen la brújula y corrijan realmente el curso. ¿Es corregible…? Si, por supuesto, el problema es que, hay que trabajar y eso no gusta a algunos.

Las compañías de seguridad deben saber que, al vender servicios de escolta, deben siquiera saber que demanda el oficio per se y vender un sistema profesional pero sobre todo, no inmoral al punto que, se debe evitar hacer ver en la calle al escolta, como trucha en estanque.

No hace falta ser o hacerse llamar experto en seguridad – en Costa Rica hoy parecen abundar – para asumir un criterio realista, razón por la cual es justo traer a escena el comentario de la internauta Maria de los Ángeles Salas Luna “Un custodio no debería estar de espaldas si no viendo todo el tiempo para el frente del negocio” (Telenoticias).

Si bien, Doña Maria de los Ángeles no atina a la diana, ella prueba que piensa y analiza ese terrible entorno que rodea el hecho acá en cuestión; un aspecto que muchos otros, deberían necesariamente emular.


“Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese miedo”Nelson Mandela


Hoy fue un arma de fuego [el objetivo central], pero gracias a la “visión” que administraciones pasadas del Ministerio de Seguridad Pública (MSP) tuvieron, han caído trabajadores inocentes a los cuales visten con una barata copia de un arma real una que, perfectamente se ajusta al agente de seguridad privada, como los clavos en un rústico ataúd. ¿Acaso pensaron que el delincuente es estúpido…?

Antes de pensar en nuestras netas ganancias, pensemos en la seguridad de nuestra gente buena y trabajadora y claro, la efectividad de protección a nuestros clientes y demás colaboradores; a los cuales hay que dejar ya de engañar y efectivamente proteger.

Hoy, todos lamentamos la pérdida de un hombre valiente, uno que pierde su vida trabajando, la pierde debido al inclemente crimen que está dañando – cada vez más – a nuestra pequeña nación. Este auxiliar de la policía dio su vida por lo que creía correcto, algo que de hecho, correcto es; su riesgoso deber era proteger a otras personas contra el acecho del maleante, que comolobo, comer la oveja, por naturaleza quiere.

Aquello, perfectamente lo conoce el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) razón por la cual, con mayor ahínco, hará lo que muy bien sabe hacer: “Cazar al lobo y entregarlo a la Justicia”.

Dedicado, con mucho respeto y admiración, a todos los agentes escoltas que siempre dispuestos, a diario colocan su vida en alto riesgo, siempre – eso sí – tratando de hacer lo mejor en medio de un ambiente repleto de incertidumbre.

Y a aquellas respetables personas de negocios como Don F, personas que arduamente trabajan con sus colaboradores conservando – eso sí – su conciencia en paz.

 

 


Publicidad

.

1 Comment

  1. En este país los vicios de la improvisación, el pobrecito y el nadadito de perro, estás presentes en todas las facetas de la realidad nacional, y la laboral no es la excepción. Sin embargo,en lo concerniente a la labor policial y a la seguridad privada, esos vicios son mortales. Cuántos comerciantes de la seguridad privada (empresarios son otros, los serios y responsables) contratan personal a diestra y siniestra, sin siquiera reparar en la experiencia o la idoneidad del contratado, porque ocupan mantener los puestos y asegurarse los contratos. Mejor ni hablemos de pólizas de riesgo , ni de cargas sociales u horas extra y menos aún de entrenamiento. Así, mandan a sus empleados a la calle, como reses al matadero. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato? No veo voluntad política para que edo ocurra, y desearía estar equivocado.

Los comentarios están cerrados.