¿Qué debe hacer si su mascota empieza a engordar?

El ejercicio es fundamental

Redacción – El sobrepreso en una mascota es muy común pero los veterinarios aconsejan que no se debe normalizar aunque sea “tierno” y se vean más “bonitos”, debido a que puede generar serias enfermedades en su salud o causarles la muerte.

1.Se debe consultar a un veterinario sobre el peso ideal de la mascota

Los veterinarios sabrán, de acuerdo al historial médico de los animales, cuál es el peso ideal que debe tener. Es mejor que, en la próxima visita, se le consulte al doctor y así los dueños de la mascota lo puedan tener presente.

2. Fiscalizar la cantidad de comida que se le da

La mayoría de perros y gatos podrían comer todo el día si así se los permiten, por lo que es aconsejable que los dueños revisen en las bolsas del alimento cuál es la porción por peso.

Cabe destacar que esto varía según cada tipo de comida, pues algunas presentan más grasas o nutrientes que aportan de forma distinta al animal.

3. El ejercicio es fundamental

Según estudios y experiencias propias, los perros deben salir a pasear al menos dos o tres veces al día pero, como esto se le complica a las personas que trabajan o estudian, lo ideal es sacarlo a pasear al llegar a la casa o mantenerlo entretenido con una bola durante todo el día, pues ellos tienen la costumbre de perseguirla por todos lados.

En caso de poder pocas veces por semana, ambos pueden optar por correr en lugar de caminar o dejar al perro en un espacio amplio.

Para los gatos, aunque es más complicado, se les pueden dar juguetes que ellos puedan perseguir y atrapar o jugar con ellos con un puntero láser, además de cuidarles la dieta.

4. Regula los snacks

Si además de su comida los animales reciben un tipo de “premio”, como galletas, se debe hacer con medida. No se deben dar más de dos o tres al día, pues simplemente son premios por algo que hicieron o un “chineo” y, así, rinden más.

5. No darles comida de humanos

Las sobras de la comida normalmente ocasionan descontrol digestivo en los animales y, principalmente, sobrepeso.

Las mascotas no están acostumbradas a digerir este tipo de productos para consumo humano, por lo que se debe procurar no darles.

Por ejemplo, las manchas en los dientes se originan producto de estos alimentos, así como malestares estomacales.

Las mejores recomendaciones siempre las va a dar un veterinario, en especial si es el que ha controlado a la mascota por un tiempo determinado pero se puede evitar problemas como el sobrepeso si se trabaja desde la casa con una buena alimentación, ligada con porciones adecuadas y ejercicio.


Publicidad

.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*