Ocho niños fueron internados cada mes por ataques de perros

El 80% de las mordeduras suceden con animales de la propia casa

Redacción- Un promedio de ocho personas, por mes, tuvieron que ser internadas, durante el 2018, luego de ser atacadas por un perro, según el registro del área de Estadísticas de la Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La información revela que la mitad de las personas afectadas tenían una edad inferior a los nueve años y la cuarta parte de la población requirió ser referida y hospitalizada en el Hospital Nacional de Niños.

Los varones fueron más atacados que las mujeres, ya que el 59% pertenecía al sexo masculino, mientras que el porcentaje restante al grupo femenino.

Cabe destacar que de acuerdo con los datos aportados por el área de Estadísticas de la Salud, la institución ha tenido un promedio anual de 90 pacientes hospitalizados por este tipo de percance durante los últimos 22 años. Durante el 2018, la cifra absoluta superó ligeramente ese promedio anual, pues se tuvieron que hospitalizar 96 personas.

La doctora Olga Arguedas Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, explicó que los niños y niñas más vulnerables son aquellos que tienen entre cuatro y cinco años.

Uno de los aspectos que llama la atención es que, según la autoridad hospitalaria, el 80% de las mordeduras suceden en los hogares con animales de la propia casa y en el 50% las mordeduras las ocasiones perros de razas no determinadas.

Un 67% de la población atendida presentó lesiones muy severas en la cabeza, cara y cuello, debido a su baja estatura y generalmente el ataque provino de perros de gran tamaño.

Los menores que se interna por esta causa, dijo, requieren en muchas ocasiones el soporte y la interacción de especialistas en diversas disciplinas: cirujanos, cirujanos reconstructivos y hasta neurocirujanos por la gravedad de las lesiones que presentan y requieren hasta siete días de internamiento.

Esta población debe ser sometidas a cirugías, tratamiento con antibióticos y hasta intervenciones de equipos de Trabajo Social y de Psicología. Este año ya el Hospital de Niños ha atendido cuatro casos, uno de ellos fue una pequeña de once meses de edad quien falleció la semana anterior víctima de las mordeduras de un perro de su propia casa.

La doctora Arguedas Arguedas insistió en que los padres, madres y encargados deben tomar precauciones cuando en una casa hay niños y perros y mencionó las siguientes:

– Nunca dejar a un niño o niña en una misma habitación con un perro.

– Siempre estar atento y supervisando el quehacer de los menores.

– Se le debe explicar a la poblción infantil cuáles son las conductas que molestan a los perros, por ejemplo que no se deben tocar cuando están comiendo, ni meter la manos en la taza donde se encuentran sus alimentos.

– Los padres y madres deben saber que los perros tienen un patrón común de cuido y cuando no tienen condiciones óptimas ellos también se estresan y se vuelven agresivos.

– Cuando el perro está enfermo se debe dejar tranquilo.

Los perros no deben perturbarse.

– Se deben saber que los perros se estresan cuando están en espacios físicos muy pequeños, están amarrados y no tienen un cuido veterinario.

– Extremar la cultura de dueño responsable de mascotas.

La doctora Arguedas insistió en la necesidad de que los adultos estén permanentemente supervisando a la población infantil, pues solo así es posible evitar casos tan dramáticos como las muerte. Informó que desde hace 15 años no veían un fallecimiento por esta causa, pero lamentablemente este año ya se vivió esa drama.


Publicidad

.

Acerca de Ana Yancy Aguilar 7901 Articles
Periodista especializada en cubrir las noticias nacionales y de servicio, con el fin de que lectores se mantengan informados de lo nuevo y relevante que sucede en el diario vivir. Correo: aaguilar@amprensa.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*