Deyver Vega a los liguistas: “Siempre habrá un nuevo amanecer”

Vega afirma que los manudos no deben perder la fe

Vega es de cuna morada.
  • Vega es morado de corazón

Redacción – El delantero tico, Deyver Vega, tiene varios años militando en el fútbol de Noruega con el Valerenga, pero eso sí, no olvida su paso por el Saprissa, donde recibió su formación y debutó en primera.

Vega se destacó desde muy temprana edad en las filas del cuadro 34 veces campeón nacional, gracias a sus grandes habilidades con el balón, donde se destacó gracias a su regate inigualable.

Esas capacidades le dieron las oportunidades para ganarse un puesto en la titular con los seis técnicos que lo dirigieron en el primer equipo morado, pero fue Jeaustin Campos, el que lo marcó en su carrera.

Deyver vivió la sequía de cuatro años sin título de los morados, pero esa larga espera le sirvió para festejar tres cetros con los colores de su vida, debido que se define como saprissista de corazón.


Lea también: Hernán Torres: “La Liga no está muerta”


La pasión por el Monstruo lo llevó al exterior, donde milita desde el 2016. El jugador no olvida al archirrival de los tibaseños, Alajuelense, que vive una sequía de más de cinco años sin títulos.

Los erizos no levantan la copa de campeón nacional desde el invierno desde 2013. Pasan los años y La Liga no ha vuelto a dar la vuelta olímpica en nuestro país.

Vega debutará esta temporada con el Valerenga.

Deyver recordó la falta de cetros de los manudos en una conversación exclusiva de AMPrensa.com desde su casa en Noruega, país donde reside de hace tres años.

El jugador le mandó el siguiente mensaje a todos los manudos, que ya suman más de cinco años sin títulos nacionales:

Recuerdo la última que fueron campeones en el 2013, ellos se enfocaron mucho en dedicarle mucho el título que habían ganado al Saprissa. Con los festejos en el camerino y todo.

En ese momento había un grupo de jugadores que se enfocaron en más en eso, no diría que es culpa de eso, pero nunca viste al Saprissa cuando quedó campeón enfocarlos en el rival.

Siempre fuimos unidos en la familia, afición y eso es lo que le inculcan a uno. En horizonte morado, le enseñan a uno a no ser de ese tipo de cosas, por respeto.

No es que estén pagando por eso. Pero en el último torneo que quedaron campeones, tenían una idea errónea, pero no se internamente como se maneja, porque nunca he jugado ahí.

Deyver se marchó a suelo noruego desde el 2016.

Al Saprissa y Herediano le ha ido muy bien, porque han invertido en buenos jugadores, mucha competencia entre jugadores y unión con la afición.

Yo no soy manudo, pero les doy como consejo que nunca hay que dejar de luchar y siempre habrá un nuevo amanecer en el deporte”

Para el delantero tico en tierras escandivas, asegura que la camiseta del Deportivo Saprissa no es cualquier jugador que se la puede poner, debido que la grandeza del club es mucha.

“Sí por supuesto, lo que pasa es que a nosotros y en el caso mío, me críe con gente pesada, con hombre de mucha experiencia como el Paté, Alonso Solís, Fausto, los hermanos Drummond, Douglas Sequeira, Porras y entre otros.

Eran jugadores muy respetados y se aprendía muchísimo de ellos, cuando debutamos ya no sentíamos presión de jugar bien, porque no es lo mismo de venir de Cartago, La Liga o Herediano a jugar con Saprissa, porque ya traes la presión de rendir.

Yo estuve en divisiones menores y a uno le inculcan la grandeza del Saprissa, todo lo que representa. Así nos acostumbraron y no es cualquiera que puede vestirse con la morada”.


Publicidad

.