Deyver Vega: El morado de corazón que sueña con jugar Champions League

Deyver ve al Saprissa campeón nacional este torneo

Vega es ficha del Valerenga.
  • Vega deja el nombre de Costa Rica en alto en el fútbol noruego

Redacción – El delantero costarricense, Deyver Vega, milita en el Valerenga de Noruega, pero a pesar de estar lejos de suelo nacional, saca pecho con el equipo que lo vio nacer en su carrera, el Saprissa.

Deyver creció en un hogar lleno de muchos valores y buenos conceptos, gracias en parte a sus papás en especial a su madre que es secretaria en el Hospital de San Carlos y con ello, le brindó lo mejor a su hijo.

El nacional de 26 años es oriundo de Ciudad Quesada, donde dio sus primeras patadas a un balón, antes de pasar a las divisiones menores del Monstruo.

Vega se marchó al fútbol noruego desde el año 2016, luego de militar desde el 2012 en el primer equipo tibaseño, donde se coronó campeón nacional en tres oportunidades.

El tico se prepara para debutar con el Valerenga.

sas capacidades le dieron las oportunidades para ganarse un puesto en la titular con los seis técnicos que lo dirigieron en el primer equipo morado, pero fue Jeaustin Campos, el que lo marcó en su carrera.

Deyver vivió la sequía de cuatro años sin título de los morados, pero esa larga espera le sirvió para festejar tres cetros con los colores de su vida, debido que se define como saprissista de corazón.

El equipo que le abrió las puertas al tico del fútbol europeo, fue el SK Brann de la primera división del país escandinavo. La institución nórdica fue la encargada de explotar al máximo el talento del nacional.

En su primer año en el viejo continente fue subcampeón de la Tippeligaen, en el 2017 quedaron en el cuarto puesto y el año anterior quedaron en el tercer lugar y en zona de clasificación a competencias europeas.

El 2018 fue muy difícil para el tico, debido que sufrió una grave lesión que lo alejó varios meses de las canchas, pero a pesar de la adversidad, no se rindió y se levantó más fuerte que nunca.

En el presente año cambió de club y se marchó al Valerenga del mismo país, uno de los clubes más laureados de la nación europea y equipo en el que alguna vez jugaron los ticos, Diego Calvo y Pipo González.

En su nuevo club tiene el anhelo de jugar la UEFA Champions League, con el fin de cumplir una de sus metas desde que se marchó para el fútbol del viejo continente.

Vega conversó exclusivamente con AMPrensa.com desde Noruega y señaló lo siguiente sobre el equipo de sus amores, Deportivo Saprissa y su aventura en Europa.

¿Cómo se da su llegada al fútbol de Noruega?

En el 2016 llegué al fútbol noruego, en ese entonces estaba en el Saprissa. Un día un funcionario de Fútbol Consultans me comentó que tenían una oferta para marcharme con SK Brann.

Tenía otra oferta en la MLS, pero no cumplía con mis expectativas. Tenía dos ofertas en la mesa pero la más concreta era la del Brann y opté por dar el salto a Europa.

Sabía que salir del país, si no iba ser muy complicado, por dicha todo se dio. Con Saprissa lastimosamente una persona que llevó la negociación para renovar, yo ya no trabajaba con él. Entonces hubo mala comunicación.

Yo hablé con Juan Carlos Rojas y le deje sabe mi anhelo de jugar en el extranjero y mis sueños de lograr varias metas. Él aceptó y quede en buenos términos con el Saprissa”.


Lea también: Deyver Vega: “En Noruega solo conocen al Saprissa”


En el 2019 se marchó al Valerenga, que terminó sexto en la temporada pasada, mientras que el SK Brann quedó tercero y en puestos UEFA. ¿Cuál fue el motivo de ese cambio?

En el Brann no respetaron muchas cosas, en el 2017 anoté varios goles y tuve muchas ofertas de varios clubes europeos, uno de ellos fue el AEK de Atenas para irme a préstamo, un club sueco para salir por seis meses.

En el equipo marque siete goles en 10 partidos, eso me ayudo a consolidarme y por ello, tuve varias ofertas. Conversé con mi representante, me quedé pensando que si me iba perdería mi puesto, si no me iba bien en el préstamo.

Decidí quedarme en el Brann. En el 2018 venía tema de selección nacional y el mundial de Rusia 2018, pero al yo llegar en enero al equipo, me quedé para el año de consolidación, pero no fue así.

Deyver con el SK Brann.

El equipo fichó dos extremos, uno en mi posición y otro más por diferente sector eso sí. El de mi lado jugó todo el año y ese tipo de cosas, uno no las entiende.

El Brann no tuvo un margen de error hasta la fecha 13, yo era banca jugaba solo 10 o 15 minutos cuando jugábamos de local pero no era lo quería.

Entonces me decidí por marcharme al Valerenga, estoy muy cómodo acá y espero tener un gran temporada en mi nuevo club, que es uno de los grandes de Noruega”.

¿Cuál ha sido su momento más difícil en Europa?

El primer año fue muy tranquilo, por que uno está motivado. Pero a principios del 2018 no jugaba, no fui al Mundial de Rusia 2018, se vino todo junto y en Costa Rica hablaban de que iba a volver al país, cosa que nunca fue así.

Yo pensaba muchas cosas, pero siempre hay personas que lo regresan a uno por el camino correcto, a siempre luchar y nunca rendirse. Dios ha sido clave en este sueño en Europa.

Todo jugador pasa momento difíciles y los únicos que no pasan por eso, son Cristiano Ronaldo y Lionel Messi (risas). Lo importante es nunca olvidar de donde uno viene”.

¿Qué tan diferente es el aspecto económico en Noruega con respecto a Costa Rica?

Acá en Noruega tengo muchas ventajas, aunque nos quitan algunas cosas. A las personas que tienen más de cuatro años, ya uno piensa a crear una pensión en un futuro.

El gobierno ofrece muchas cosas buenas, los salarios varían un poco, dependiendo de donde ha pasado el jugador, si ha pasado en la selección de su país.

En la ligas top muchos equipos de media tabla no pagan mucho. El fútbol es diferente con respecto a Costa Rica, acá uno compite por entrar a Champions o Europa League“.

¿Qué tanto ha cambiado Deyver Vega desde su paso en Saprissa?

En Saprissa fue una experiencia muy linda, me crié en la vieja escuela, me topé con jugadores que son mis ídolos, aprendí mucho y por eso, siempre estaré muy agradecido con las personas que me ayudaron.

Creo que no he cambiado mucho, pero si me han inculcado a entrenar siempre todos los días, no regalar días, debido que el futbolista élite debe darlo todo siempre. Acá uno debe hacer extras y ser pacientes.

Vega es de cuna morada.

Por ejemplo, Joel Campbell entrena fuerte todos los días, lo da todo y nunca se rinde. Esas cosas uno las aprende y lo van haciendo un atleta más completo.

El entrenador del Valenrenga me ha ayudado un montón, he mejorado bastante la parte técnica, física y táctica, por ello voy con todo en la temporada que viene.

¿Cuál fue el entrenador que más le ayudó en su paso por Saprissa?

“Muchos me dieron la mano. En liga menor tuve muy buenos entrenadores. Pero me gustó mucho Jeaustin Campos, él me hacia ver el deporte de una forma distinta y simple.

Me recomendaba que empezara por lo simple y eso me llevaría a los extraordinario. Entonces cada partido me recomendaba que jugara con el librito o manual (jugar sencillo).

Por la forma como hace sus entrenamientos son muy buenos, él sacó lo mejor de mí, tal vez a muchos no les gusta su forma de trabajar, pero para mí tiene estrella y es de los mejores.

¿Le gustaría ser dirigido por Walter Centeno en el Saprissa?

Me encantaría, compartí camerino con Paté e inclusive cuando se retiro yo entrenaba con él en un gimnasio. Nos veíamos mucho en casi cuatro semanas que conversé con él.

Es un ganador y la gente siempre quiere estar con gente así, sería muy bonito. Saprissa puede ser campeón con Paté, tiene una gran planilla y no dudo de la calidad de los muchachos.

En La Cueva pasan cosas maravillosas y espero algún día regresar a vestir la camiseta más del club más grande del país”.


Lea también: Deyver Vega a los liguistas: “Siempre habrá un nuevo amanecer”


Su víctima preferida en el fútbol nacional era La Liga, ¿Cuánto representa para usted anotar al archirrival morado?

La rivalidad histórica que hay, a uno lo llenaba a dar lo mejor siempre, un duelo entre los clubes más grandes es algo increíbles. Es como un Real Madrid vs Barcelona o un River vs Boca.

Yo salía mentalizada en dejarlo todo y por dicha me fue bien en Clásicos. Esos juegos eran a morir, todos quieren ganar, la historia es con La Liga y eso me motivaba muchísimo.

Sé que algunos dicen que el nuevo Clásico Nacional es con Herediano, pero la historia es otra. La Liga y Saprissa son los clubes con más afición y títulos del país. Eso nunca cambiará.

¿Has tenido contacto con Gustavo Matosas para un posible llamado a La Sele?

He hablado con gente de la Federación, no he conversado con el profe Matosas todavía no, pero con otros miembros sí. Me preguntan por mi condición y lo agradezco mucho.

Iba estar en el fogueo ante Estados Unidos en febrero, pero yo había sufrido un desgarro en noviembre y por eso no pude estar. Se me hizo imposible estar de lleno con La Sele.

En La Sele uno debe estar al 100%. Espero llegar al próximo mundial, ya tengo dos mundiales menores (Sub17 y sub20) y espero ser convocado muy pronto, para ello debo trabajar fuerte.

La Sele está para grandes cosas, es muy ofensivo, tiene mucha calidad y tenemos tres años para prepararnos muy bien y poder hacer más cosas de las que hemos hecho”.

¿Cuál su mayor sueño en Europa?

Sueño con jugar en una liga top, quiero jugar UEFA Champions League, eso sería algo fantástico para mí y es otro nivel, quiero quedarme acá en Noruega y ojalá logré seguir mi vida acá”.

¿Cuáles son sus mayores ídolos?

En el plano deportivo me inspiraba en Ronaldinho, su humildad y talento fueron claves en mi crecimiento como futbolista.

En el lado personal, mi mamá es uno de mis mayores ídolos, al igual con que mi abuela. Sin olvidar al resto de mi familia”.


Publicidad

.