Ecomuseo de Abangares: Un lugar que cautiva a cualquiera con su belleza

El lugar se mantiene abierto de martes a domingo

En Abangares luchan por preservar su historia y cultura. (Foto: AMPrensa.com).
  • AM Viajero te lleva a uno de los lugares con más historia en Guanacaste

Redacción – En el cantón minero de Costa Rica, Abangares, se esconde un sitio con paisajes increíbles, que pueden curar y cautivar el alma de cualquier persona que visite este bello pueblo guanacasteco.

La diversidad de las bellezas suelo tico. Con parajes llenos de vida e increíbles zonas verdes, hacen que el “Pura Vida” quede reflejado en cada rincón verde de este paraíso.

AMPrensa.com se trasladó a conocer los colores e historia del Ecomuseo de Abangares. Que sin tener gran cantidad de turistas, tiene un flujo de visitantes que describen a este destino como especial.

Su ubicación es en la localidad de la Sierra, que se encuentra a unos cinco minutos del centro del pueblo, que lo recibirá con los brazos abiertos para sorprenderlo.

Con el apoyo de guías voluntarios y la colaboración de los Boys Scouts, se mantiene a flote un proyecto que pretende a involucrar a todos los habitantes del cantón pampero.

Parte de las bellezas del Ecomuseo. (Foto: Hugo Carazo – AMPrensa.com).

Además, cuentan con la colaboración de la Municipalidad de Abangares, que se encargó de rescatar el proyecto, que estuvo en abandonó durante varios años en antiguas gestiones.

Pero hoy todo eso es diferente, debido que se logró construir una exhibición de artefactos de la época minera, donde convivieron personas de varias naciones, en busca del preciado metal.


Lea también: Aprueban en primer debate un proyecto para prorrogar la actividad minera en Abangares


En este cetro turístico ubicado en las montañas del lugar guanacasteco, se atraviesa un imponente bosque secundario lleno de vida y otras atracciones, como aguas termales.

La zona cuenta con senderos extensos que se pueden recorrer cómodamente, donde en cada metro del recorrido se pueden apreciar aves como toledos y tucanes, que hacen más placentero el viaje.

Parte de las locomotoras que se utilizaron en la época del apogeo de la minería. (Foto: Hugo Carazo -AMPrensa.com).

Sumado a la fantástica historia minera, que encierra Abangares, que aún en nuestros días más de 500 familias dependen de la labor de los coligalleros.

Inclusive, aún funcionan más de 300 rastras – que se encargan de procesar el material extraído de la mina– con ese procedimiento se logra obtener el oro.

Dichas máquinas son operadas por personas expertas en la materia, que cobran por cajuela recolectada de los mineros, que siguen arriesgando sus vidas en lo más adentro de las montañas.

Parte de las exhibiciones en el Ecomuseo.

Pero todo no queda ahí, debido que La Sierra de Abangares –lugar donde está el Ecomuseo– fue uno de los primeros lugares en contar con luz eléctrica, en un hecho que hace a la zona en un lugar más increíble.

En el cantón fundado en 1915 aún se pueden ver las ruinas de los lugares, que le dieron identidad a los abangareños en suelo nacional, donde aún se mantienen en pie locomotoras y edificios de la época.

Los horarios para visitar el centro turístico de martes a domingo de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los precios para ingresar con 1500 entrada regular y con visita guiada son 2500 colones (solicitar antes).

El Ecomuseo vive y respira en cada rincón momentos llenos de historia. (Foto: AMPrensa.com).

El Ecomuseo tiene 38 hectáreas de bosque -ubicado en el corredor biológico del Mono Aullador-, donde se tiene como misión crear conciencia a los visitantes en la conservación de los recursos naturales.

Para más información del lugar puede consultar a los números 2662-00-04 o al 8840-90-28.


Publicidad

.