Jicaral de Jeaustin Campos saca empate pasado por agua y se acercan al ascenso

La serie queda abierta para la vuelta

  • Guanacasteca perdonó a Jicaral a lo largo de los 90 minutos.
  • La vuelta se jugará en ocho días en Jicaral.

Nicoya- Bajo una lluviosa mañana en suelo pampero, se realizó el juego de ida de la Gran Final por el ascenso a la máxima categoría entre Guanacasteca y Jicaral en el Estadio Chorotega de Nicoya.

En el legendario reducto guanacasteco se vivió un ambiente de fiesta y algarabía, gracias a la barra organizada de la ADG denominada como “La Monumental”, que se lució con un recibimiento con juegos artificiales y serpentinas.

Desde el primer minuto del juego, se pudo apreciar una batalla campal entre ambos elencos, que llegaron a dejarlo todo para dar el primer golpe en la serie.

En los primeros 15 minutos, ADG aprovechó la emotividad para complicarle la vida a Jicaral, que tuvo que cerrar sus líneas para no pasar apuros.

La lluvia empezó a ser más fuerte conforme pasaba el tiempo y en la primera media hora de juego se empezaron a ver los primeros charcos en la grama del Estadio Chorotega.

Los primeros 45 minutos fueron de dientes apretados, debido que ambas escuadras no lograron encontrar la llave para poder romper los cerrojos defensivos instaurados por los técnicos.

La etapa complementaria inició bajo un incesante aguacero, que provocó estragos en la grama, que empezó a deteriorarse cada vez más.

Con el empuje de su afición y con gritos de “Vamos ADG”, los pamperos salieron inspirados para darlo todo por su afición, que se puso el traje en un sonoro apoyo a sus guerreros.

A pesar del ambientazo, Jicaral se adueñó del balón y en 56 minutos Walter Chevez tuvo una opción muy clara, en un tiro de esquina, que estuvo a nada de ser gol olímpico, pero el arquero Iván Acuña lo evitó con un manotazo salvador.

Seguidamente, Jeffrey Valverde lo intento desde larga distancia, pero nuevamente el arquero guanacasteco se vestía de héroe bajo palos.

Las emociones se pusieron color de hormiga, debido a los falos arbitrales que provocaron el enojo de los presentes, que no reparo en reclamarle al central, Jimmy Torres.

Los pamperos tuvieron una clara opción en 64 minutos, tras una gran acción individual de Pablo Córdoba; que remató cruzado para poner en apuros a los jicaraleños.

Guanacasteca se fue con todo al ataque y en 85 minutos, Giovanni Cantillano tuvo en sus pies la opción más claro. El volante remató cruzado en el área, pero su remate paso apenas desviado del marco de Luis Alpízar.

En el tramo final del juego, Guanacasteca buscó por todos lados el gol, pero lamentablemente Jicaral sacó su colmillo y les ahogó el grito de gol y dar el primer golpe en la serie.


Publicidad

.