#DesdeLaCurul: Las cosas como son, aunque la verdad duela

Artículo de Opinión

Foto: Adison González

Jonathan Prendas Rodríguez- Diputado, politólogo y periodista

Es muy interesante la novela que el PAC está montando, junto a sus aliados, sobre quién está detrás de las manifestaciones y tensiones sociales.

Esa trama incluso ha llegado a tener una mezcla entre un capítulo digno de una novela mexicana y una película de ficción.

Que Fabricio Alvarado y los diputados de Nueva República digamos que el Ministro Edgar Mora debe renunciar, no es algo de hoy, de hecho es tan irracional su nombramiento en el gobierno, al ni siquiera ser del gremio educación o al no tener experiencia en ese eje de desarrollo nacional, que el mismo día de su designación ya estábamos levantando la voz.

En esa ocasión fue Fabricio el primero que dijo que ese nombramiento no tenía sentido, pero también la compañera Nidia Céspedes ha sido crítica del Ministro de Educación a causa de la ilógica forma de llevar los comedores escolares, sin olvidar que criticamos el intento de regalar 15 mil millones de colones a las universidades públicas o que fuimos nosotros los que defendimos la primera moción de censura contra él a razón de un mensaje que el jerarca emitió en redes sociales, básicamente fomentando el suicidio.

Como vemos, nosotros llevamos 14 meses diciendo, una y otra vez, que Mora no debe estar al frente del MEP.

Esta semana cientos de estudiantes de colegio, padres de familia, camioneros, y sí, sindicatos y otros partidos políticos también, hicieron eco a una verdad irrefutable: Edgar Mora le hace daño a la educación costarricense. Esto sin duda hace entretenida la sola idea de que el responsable de las manifestaciones sea Nueva República…

Pero, ¿Cuál es el motivo para esos señalamientos?, y ¿Qué evidencia esta estrategia del gobierno y sus aliados?

El motivo es muy claro: el PAC debe (siempre ha sido así) buscar un enemigo para poder protegerse, es decir, cómo solo saben ser oposición (incluso de ellos mismos), necesitan identificar un enemigo más “sexy” para levantar una cortina de humo capaz de generar la polarización social, caldo de cultivo para fortalecerse.

En el 2014 generaron odio y animadversión contra “los de siempre” y así derrotaron al PLN y al PUSC… En el 2018 generaron odio religioso y usaron a la población LGTBI para construir un discurso donde se señalara a Fabricio Alvarado como el enemigo de los derechos humanos y lograron ganar de nuevo.

Sin embargo, ya con 5 años de gobierno, el partido “de los más preparados” está desgastado y tienen al país sumido en una profunda molestia producto del alto desempleo, la falta de dinero en los hogares y las claras señales de que las prioridades en todos los ejes de gobierno no son las del pueblo… Tomemos el ejemplo de los discos de acetato, es como si ellos estuvieran en 33 RPM y el pueblo en 45 RPM, no hay forma que se puedan sincronizar.

Es decir, ¿quién está detrás de las manifestaciones?: El pueblo… Y ¿Qué evidencia ese señalamiento de la agrupación del garante de la ética Ottón Solís?: que ese partido sabe que ante tan mala imagen en el pueblo necesita de un enemigo para señalar, para echarle la culpa (básicamente de todo) y de una vez tratar de mantenerlo vigente (solo lo necesario) para lo que se ofrezca de camino.

En resumen, el escogido por el PAC no es otro que su antítesis: Fabricio Alvarado y Nueva República, sin embargo, lo que el “gobierno de la ética” no contabilizó en sus cálculos es que Fabricio sigue igual o más vigente que en campaña, gracias a sus propios esfuerzos políticos y a los enormes desaciertos del oficialismo.

En palabras del propio Fabricio, “es bueno saber que tantas miles de personas siguen viéndonos como la opción para ser su voz…”.

Por todo lo anterior cuando dicen que Fabricio, este servidor, los diputados de Nueva República y en general el partido somos los responsables de las manifestaciones, solo porque nuestras banderas y fotos aparecen en los perfiles de redes sociales de muchísimas personas, que levantan la voz contra el gobierno, no es más que el reflejo de que nos reconocen como la voz del pueblo.

Como dijo Fabricio el jueves a los medios de comunicación: se agradece que crean que tenemos la posibilidad de movilizar a todo el país, pero a pesar de que apoyamos las demandas sociales, no somos nosotros los que organizamos a todos los sectores sociales, solo compartimos su molestia y les damos voz en la política.

Que Nueva República es la verdadera oposición, eso es verdad… Y que el PAC usa a Nueva República para generar roncha en medios y algún sector social, eso también es verdad.

Así las cosas, los señalamientos contra Fabricio y Nueva República no son más que el PAC tratando de no ahogarse políticamente, solo que esta vez se encontró un pueblo que ya no les cree y que sí le cree a Fabricio.


Publicidad

.

1 Comment

  1. ya están descubiertos. a quién van a engañar?
    todo CR lo sabe. gracias Dios por escucharme.

Los comentarios están cerrados.