Franggi Nicolás propone que utilidades de Riteve pasen a colegios técnicos

Monopolio de esa entidad vence en el 2022

Franggi Nicolás, diputada de Liberación Nacional. Foto: Johathan Bonilla/AMPRensa.com
  • El objetivo es abrir el monopolio de Riteve cuando vence en el 2022

Redacción.  La creación de un fondo para que las empresas privadas puedan asumir los centros de revisión técnica vehicular rompiendo el monopolio actual de Riteve, que vence en el 2022, es el propósito de un proyecto de ley promovido por Franggi Nicolás, diputada de Liberación Nacional.

Además, se solicita que se cree un Fondo Nacional de Apoyo para los Colegios Técnicos que se alimente de un porcentaje del cobro de la actual tarifa sin aumentarla, con el fin de impulsar este tipo de educación.


LEA MÁS: RITEVE ofrecerá por inspecciones voluntarias un informe complementario y hasta defectos


La intención es aprovechar la finalización de la concesión de Riteve, que vence en julio del 2022 y que traspasa al Estado las trece estaciones fijas y cuatro móviles de la revisión técnica vehicular ubicadas en el país, para abrir el monopolio a nuevas o existentes empresas.

“Estamos próximos a que venza la concesión de Riteve, como país llega el momento para que se dé la apertura del monopolio, buscando mantener un servicio de alta calidad con las mismas tarifas reguladas pero que pase a manos de más empresas en sana competencia”, dijo la diputada liberacionista.

La iniciativa propone que la administración de los centros de revisión técnica vehicular esté en manos de empresas privadas adjudicatarias de las concesiones por 10 años por medio de un concurso público, que aportarían el personal, asumirían los costos de operación, gestiones y otras contrataciones requeridas para la actividad siempre reguladas por el MOPT, el Consejo de Transporte Público y la Aresep.

“Vale aclarar que los empleados actuales con los que ya cuenta Riteve podrían ser contratados en las mismas estaciones o hasta formar empresas o cooperativas para dar el servicio en algún centro de revisión”, agregó Nicolás Solano.

Además, el Proyecto busca que no existan conflictos de intereses por lo que no podrán participar talleres mecánicos ni empresas de transporte, además de otra serie de limitantes a los concesionarios, por ejemplo: la posibilidad de que tengan bajo su adjudicación como máximo dos centros de revisión técnica, la imposibilidad de brindar simultáneamente la revisión técnica en los vehículos y tener venta de vehículos o repuestos.

 


Publicidad

.