De dos bocados, el Monstruo se come al Águila y golpea primero en la serie

Venegas y Barrantes anotaron para el Saprissa

Foto: Hamilton Ramírez - AMPrensa.com.
  • Los morados dejan abierta la serie ante los aguiluchos

La Cueva – De dos bocados, el Monstruo se come al Águila y golpea primero en la serie, luego de haberse dejado la victoria con marcador de 2-0 ante los salvadoreños, que no mostraron mayor cosa en Tibás.

Bajo una fría noche en San Juan de Tibás, el Saprissa recibió la visita del  Águila de El Salvador, en un juego válido por el primer round de los octavos de final de Liga Concacaf.

Los morados salieron motivados y desde los primeros minutos, Johan Venegas y Randall Leal llevaron peligro al marco defendido por Benji Villalobos, que tuvo mucho trabajo desde el inicio.

Leal salió inspirado y al minuto 7, tuvo un chance de oro tras un potente disparo de larga distancia, que terminó siendo rechazado por el arquero salvadoreño.

La presión ejercida por el Monstruo en los primeros 15 minutos fue abrumadora sobre los cuscatlecos, que se vieron dejaron ver una zaga bastante débil y con muchas deficiencias.

Foto: Hamilton Ramírez – AMPrensa.com.

Los salvadoreños tuvieron una opción dorada al 29, gracias a un potente remate de larga distancia de Fredy Espinoza, que se estrelló en el horizontal de Aarón Cruz.

A pesar de esa acción, el ímpetu morado tuvo su recompensa en 37 minutos, tras una falta cometida en el área de Fredy Espinoza a Manfred Ugalde y el referí señaló la pena máxima.

El encargado de ejecutar el penal fue Johan Venegas, que con un potente remate logró vencer a Benji Villalobos y así poner el 1-0 a favor de la escuadra tibaseña.

La primera anotación llenó de motivación al Monstruo, que sobre el cierre de la etapa inicial, Michael Barrantes se vistió de héroe y puso cifras de 2-0 para darle tranquilidad al Saprissa.

Foto: Hamilton Ramírez – AMPrensa.com.

El segundo tiempo se vio a un conjunto cuscatleco motivado y en 61 minutos, Diego Coca estuvo muy cerca de maquillar el resultado pero su disparo se marcho apenas desviado.

Los morados se dedicaron a cuidar el resultado y con las variantes realizadas por el Rey Paté, se vio un Monstruo más ordenado y mentalizado en golpear primero en la llave.

Finalmente, el Monstruo se dejó el triunfo con marcador de 2-0 y deja con vida a los cuscatlecos para el juego de vuelta que se realizará en ocho días en el estadio Cuscatlán.


Publicidad

.