Voluntarios sembraron 80 nuevos árboles en La Sabana

Jornada se realizó durante todo el día

Redacción.   Tras una convocatoria abierta, más de 200 personas participaron este sábado en la 53° jornada de voluntariado del proyecto de Rearborización Una Nueva Sabana; la penúltima jornada de esta iniciativa de Scotiabank y el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER), que este año cumple nueve años de trabajo en el parque metropolitano.

“El voluntariado ha sido un factor clave en el éxito del proyecto Una Nueva Sabana. Desde que el proyecto se empezó a plantear, sabíamos que la participación ciudadana, empresarial e institucional era fundamental para alcanzar las metas planteadas. La respuesta ha sido extraordinaria. A las puertas de culminar este último año de intervención, estamos muy satisfechos de haber alcanzado niveles tan altos de participación, con un promedio de 80 voluntarios por cada jornada de trabajo”, señaló Rocío Zamora de Scotiabank.

Armados con palas y rastrillos, los participantes plantaron 84 nuevos árboles en el sector suroeste de La Sabana, de diversas especies nativas, tales como: Cocobolo, Targuá, Papaturro, Guanacaste, Güitite, entre otras. El árbol más sobresaliente de esta jornada fue el Guayacan Real.


LEA MÁS: 100 voluntarios plantaron más de 80 árboles en La Sabana


“El Guayacan Real es un extraordinario árbol que se ha convertido en el símbolo de la resistencia en contra de la extinción de las especies forestales en Costa Rica. Es un árbol de forma y flores muy atractivas; ideal para plantar en áreas urbanas por su lento crecimiento y hermosa arquitectura. Un árbol de estos para superar los dos metros de altura puede requerir hasta 20 años”, explicó Armando Soto, coordinar técnico de Scotiabank.

La jornada arrancó a las 8:30 a.m. con la tradicional inducción a los asistentes, durante la cual se explica, paso a paso, cómo sembrar cada árbol.

“La siembra es un proceso complejo, por eso, es importante que todos los voluntarios sigan todas las indicaciones para lograr un adecuado establecimiento y crecimiento del árbol. Generalmente, agrupamos a los voluntarios en grupos de cuatro personas. Los equipos de trabajo deben cumplir con varios pasos desde la mezcla de biofertilizantes, la aplicación de conservadores de agua, la medición de la altura del árbol con respecto al suelo, para finalizar con la plantación”, explicó Soto.

Tras nueve años de intervención en La Sabana y luego de culminar la segunda jornada de siembra del 2019, el proyecto registra importantes resultados:

4.923 nuevos árboles plantados (98% de la meta).
236 especies nativas diferentes (108% de la meta).
+136 especies de aves registradas.
53 jornadas de voluntariado (más de 157 organizaciones participantes, más de 4.310 voluntarios).


Publicidad

.

Acerca de Adison González 2337 Articles
correo: agonzalez@amprensa.com