“The Spy” de Netflix: la fascinante historia del escurridizo espía de Israel

Cohen se encargó de espiar al gobierno sirio para el Mossad

Redacción- En una de las primeras escenas de la miniserie ‘The Spy’, recientemente lanzada por Netflix, Eli Cohen, interpretado por el actor británico Sacha Baron Cohen, aparece en una celda de la prisión con los dedos ensangrentados y las uñas arrancadas.

A su lado, está un rabino.

Ya con el tiempo en su contra, el espía escribe una carta dirigida a su esposa, Nadia, pero duda firmarla con su propio nombre.

Esta vacilación momentánea se debe al hecho de que durante los últimos cuatro años, Cohen ha ocultado su verdadera identidad a todos los que lo rodean.

Hasta que fue desenmascarado por la inteligencia siria en enero de 1965, era Kamal Amin Ta’abet, un magnate hijo de padres sirios que se infiltró en el selecto círculo militar y la alta sociedad de Damasco hasta convertirse en confidente de los funcionarios del gobierno.


LEA TAMBIÉN; (Vídeo) Alex Badilla irrespeta el Himno de Costa Rica en redes sociales


De hecho, llegó a ser considerado para viceministro de Defensa.

Cohen nunca ocupó el puesto: fue descubierto poco antes, juzgado, ahorcado en una plaza pública y sus restos nunca fueron devueltos a su familia.

Pero su contribución como agente secreto del Mossad, el servicio de inteligencia de Israel, todavía se recuerda hoy.

Eli Cohen

Muchos consideran que su trabajo fue vital para asegurar la victoria de Israel en la Guerra de los Seis Días (1967) librada con los países árabes.

Los israelíes lo consideran un héroe nacional y uno de los espías más grandes en la historia del país.

El comienzo

La trama de la miniserie de Netflix gira alrededor del reclutamiento de Cohen por parte del Mossad.

Esta historia es cierta, pero lo que la miniserie no muestra es que Cohen no era un novato en el campo. De hecho, había pasado por un intenso entrenamiento de espionaje antes de eso.

El espía nació en Alejandría, Egipto, de padres judíos sirios de Alepo.

En 1949, sus padres y tres hermanos decidieron mudarse a Israel, pero él había preferido quedarse en Egipto para coordinar a los activistas sionistas.

En 1953, los espías judíos egipcios fueron capturados en operación y algunos de ellos fueron ahorcados. Una pequeña parte de ellos fue liberada 14 años después de la Guerra de los Seis Días.

Aunque Cohen no estuvo directamente involucrado con el grupo, estuvo activo en actividades pro-Israel y a menudo fue interrogado por los servicios de inteligencia egipcios.

Dos años después, en el verano de 1955, Cohen salió de Egipto para ir a Israel a ser formado como espía. Fuente bbc.com


Publicidad

.