Redacción.   Con 40 votos a favor y dos en contra (Ivonne Acuña y José María Villalta)  los diputados aprobaron el expediente 21.568:  Ley de Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República para el ejercicio Económico del 2020,  que asciende a ¢10,5 billones.

Pese a que los congresistas  del Partido Acción Ciudadana votaron en contra del dictamen de mayoría en primer debate, lo cierto es que en esta oportunidad los que estaban presentes dieron su aval.

La fracción votó en contra ya que se presentó un dictamen de minoría de la diputada Laura Guido y del diputado Welmer Ramos, que sí presupuestaba ¢100 millones al Centro de Cine.


LEA MÁS: Diputados de seis fracciones presentan consulta de constitucionalidad al presupuesto del 2020


En este presupuesto se aplica por primera vez la regla fiscal que implica un límite al crecimiento de los salarios, alquileres, viajes, servicios y materiales de oficina.

Ivonne Acuña, diputada de Nueva República, manifestó que votará en contra del presupuesto,  ya que el Gobierno pone primero la carreta antes de los bueyes y  solicita préstamos,  endeudándose más en plena crisis. 

Por su parte, José María Villalta, congresista del Frente Amplio, aseguró que el presupuesto  recorta recursos para el Patronato Nacional de la Infancia, a la inversión social para atender a la población más necesitada y que nos les parece que si bien estamos en una crisis fiscal, esto se haga y por eso se ha presentado una acción a la Sala Constitucional.