Redacción-Evo Morales pasó su primera noche como expresidente de Bolivia durmiendo en el suelo bajo unas sábanas que simulaban una tienda de campaña.

El exdirigente compartió la imagen en sus redes sociales y reiteró la idea de que había sido «forzado» a dejar la presidencia por un «golpe de estado».

«Así fue mi primera noche después de dejar la presidencia forzado por el golpe de Mesa y Camacho con ayuda de la Policía. Así recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado», escribió en su cuenta de Twitter.