• Valor de madera decomisada asciende a más de  20 millones de colones
  • Talas detectadas cerca del Río Bananito podrían afectar acueducto que lleva a agua a comunidades.

Redacción- El Ministerio de Ambiente y Energía logró poner a las órdenes de la Fiscalía  a  10 hombres responsables de cometer delitos ambientales en el Caribe Sur.

Esta semana atendieron el llamado de las denuncias de la comunidad,  a solicitud del Ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez y el  Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLAC).

El  operativo se desarrolló durante  10 días en el Caribe,  con el fin de atacar grupos especializados en tala ilegal, delitos de cacería y otros delitos ambientales.

Específicamente en Bananito Norte y Bananito Sur, se desactivó la banda organizada.

Decomisaron la madera en montaña, recién cortada, y madera en un aserradero ilegal que operaba en el sitio.

Además, se realizó la  detención de personas operando en una  zona de protección del Río Bananito.

Dentro de los hallazgos, el GOA reporta decomisos  en zonas sensibles por un  volumen de madera: 35,55 m³ con un valor aproximado de la madera de más de 20 millones de colones.

Decomiso  por especie:

  • Níspero: 5,92
  • Cacha: 9,57
  • Pilón: 0,49
  • Ojoche: 10,25
  • Especies varias aserradas: 9,29

En este operativo se  realizaron 9 decomisos, entre las herramientas destacan: chapulines, dragas, tractores oruga, motosierras, madera extraída en bosque y 15 árboles derribados alrededor de una naciente.

Además encontraron, 1 draga y 1 tractor deforestando en  el Alto Cimarrones y  otro en el lado de fila Carbón, en Bribrí.

Según expresó Miguel Madrigal, del GOA, “posterior a estos decomisos nos damos cuenta de que hay una mafia de madera ilegal y las talas encontradas están conectadas con industrias ilegales. Así que se les decomisa  todo a los 3 negocios y se le abre una investigación.  Aquí decomisamos además la madera  y los equipos de aserrío  que se encuentran en el lugar”.

Además se decomisó un aserradero portátil, 4 mesas de aserrío y  una gran cantidad de madera aserrada, y ya en tucas, la mayoría cortadas  en áreas de bosque  muy frágil, donde hay una gran cantidad de nacientes y quebradas.

Otros sitios seleccionados para el patrullaje policial fueron: Sector de Gandoca, Manzanillo, Puerto Viejo, Puerto Vargas y Bananito  Sur.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí