Hospital de Turrialba
  • Permanece en observación

Redacción – El niño de 1 año y siete meses que ingresó al centro médico en condición delicada, luego de ingerir veneno para murciélagos, se encuentra estable.

Desde el Hospital William Allen de Turrialba confirmaron su estado de salud mientras el menor permanece en observación.

«El menor sigue hospitalizado y en observación», explicaron desde la dirección del hospital.

Además, los especialistas procedieron a realizarle los estudios respectivos al momento de su ingreso al centro de salud.

Afortunadamente no presenta signos de envenenamiento y los médicos indicaron que, en apariencia, fue que chupó el líquido químico.

Emergencia

En apariencia, cuando el químico causó reacción en su organismo, sus familiares alertaron a los vecinos sobre la emergencia que se estaba presentando, para poder llevarlo al centro médico.

El niño fue llevado desde una localidad indígena en carro particular, pero la Cruz Roja posteriormente los topó para abordar al menor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí