• 2.479 personas extranjeras guardan prisión en el sistema penitenciario del país
  • Moderno equipo electrónico cuenta con su propia fibra óptica para aumentar eficiencia y seguridad del sistema

Redacción- A partir de este momento, los privados y privadas de libertad extranjeras de siete centros penales del país podrán comunicarse con sus seres queridos.

Esto será posible gracias a un moderno sistema de videollamadas que ya está en estado operacional en los centros con mayor población extranjera.

Los Centros son el de Atención Institucional de Liberia, Nelson Mandela (San Carlos), Antonio Bastida de Paz (Pérez Zeledón), Jorge Arturo Montero (San Rafael de Alajuela), Gerardo Rodríguez (San Rafael de Alajuela), Vilma Curling (Desamparados) y San José.

“La finalidad de este sistema es de carácter de integración de los migrantes en Costa Rica en conflicto con la ley penal, pero a la vez facilita el cumplimiento de intereses de carácter humanitario”, explicó Walter Corea Quirós, director de la Unidad de Repatriaciones del Ministerio de Justicia y Paz.

El proyecto, con una inversión de ¢108 millones y cuyo proveedor es la empresa Conectividad.

Además se financió con recursos provenientes del fondo social migratorio, proporcionado por Migración y Extranjería.

“No es que el privado de libertad nos dice que quiere hablar con tal persona y lo llamamos sin más. Por medio de una solicitud formal, nos da el número telefónico y el correo electrónico mediante los que se les puede contactar, pero nosotros no llamamos a esa persona, sino que le solicitamos a la Embajada contactarla para que se apersone”, precisó el director.

A través de la embajada, se le envía a la persona un link con la invitación a la conversación, y el día y hora pactadas se recibe la llamada en el centro penal.

Una vez concluida, el link expira. El sistema cuenta con su propia fibra óptica, independiente de otras redes de comunicación. Esto eleva su nivel de seguridad y la calidad de la llamada.

Hay tres puntos de contacto ya confirmados con las embajadas de Corea, Ecuador y Brasil, por lo que solo los privados de libertad de estas nacionalidades podrían acceder al servicio en estos momentos.

No obstante, el Ministerio ha enviado solicitudes a unas 35 embajadas, entre ellas las de Estados Unidos, Venezuela, Sudán, Rumanía, China, Perú, Colombia, Líbano y Rusia.

Al 15 de enero pasado, 2.479 personas extranjeras guardaban prisión en el sistema penitenciario del país.  Pero el sistema no solo servirá para permitir esta comunicación a la población privada de libertad extranjera.

Una de las prestaciones que tiene es la de poder enlazar a los centros penales, por lo que maximizará la comunicación entre ellos. Además, se podrán realizar capacitaciones en línea y en tiempo real.

Otra posibilidad es la de hacer videoconferencias, ya que la plataforma permite que todos los centros penales se conecten al mismo tiempo.

También podría facilitar ciertos procesos legales, como la toma de declaraciones a privados de libertad en centros alejados del Área Metropolitana.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí