• En Costa Rica el trabajo de las tiendas de barrio o pulperías representan casi el 50% de las ventas de alimentación a nivel nacional.

Redacción-Una campaña denominada “Pequeños Gigantes” busca que las pulperías, los abastecedores y los minisúper, se convierten en los protagonistas de las comunidades, pues son el punto comercial más cercano a los hogares y que, tomando todas las medidas de seguridad, reducen riesgos de transmisión del COVID-19.

Por esta razón, el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) y las Cámaras Nacional de Comerciantes Detallistas y Afines (CANACODEA) y de la Industria Alimentaria (CACIA), se unen nuevamente a la iniciativa del Sistema Coca-Cola denominada: “Pequeños Gigantes”, junto a otras 13 empresas privadas

La iniciativa busca que los consumidores costarricenses compren con confianza sus alimentos y bebidas en las pulperías, los abastecedores y los minisúper, para reactivar el comercio detallista de cada uno de nuestros barrios, lo que redundará en beneficio de todas las comunidades.

“En seguimiento y apoyo a las actividades empresariales en los sectores comercio, industria y servicios hemos apoyado la elaboración de guías, protocolos e iniciativas que permitan fortalecer capacidades en el parque empresarial de cara a una apertura responsable de los comercios. Acatar las órdenes sanitarias es básico para que el país avance hacia una salida de la actual crisis. Destaco la disciplina y capacidad de adaptación de  las pulperías, abastecedores y minisúper”, manifestó Victoria Hernández, Ministra de Economía, Industria y Comercio

Un estudio de la consultora FUNDES en Latinoamérica señaló, que en Costa Rica el trabajo de las tiendas de barrio o pulperías representan casi el 50% de las ventas de alimentación, y este negocio se convierte en el ingreso y sustento para cientos de familias.

En América Latina, según el estudio, hay más de 10 millones de pequeños minoristas que representan una parte significativa de las ventas al menudeo.


LEA TAMBIÉN: Autoridades habilitan albergues para indigentes en riesgo por pandemia


Las relaciones comunitarias de las tiendas de barrio no sólo permiten dar crédito sin garantía y muy bajo riesgo de incumplimiento, relacionando a los consumidores con sus tiendas, sino que también los lleva a representar un papel central en la comunidad.

Los dueños y administradores de las pulperías, abarroterías, minisúper son vistos como líderes confiables y puntos de referencia para el bienestar de los barrios.

Finalmente, los productos individuales y de empaques pequeños coinciden con las preferencias y necesidades de los clientes con presupuestos y espacios de almacenamiento limitados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí