• Se les encontró droga a los pasajeros

Redacción- Los pasajeros y tripulantes de un yate fueron devueltos a tierra por las autoridades, luego de que irrespetaran las medidas sanitarias.

Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas fueron los que realizaron el cumplimiento, que se dio en Caldera de Esparza, en Puntarenas.

La embarcación incumplió con la medida del 50% de los pasajeros, pues cuando los oficiales intervinieron la embarcación sobrepasaba la mitad de su capacidad.

El yate estaba anclado frente a la isla San Lucas, en el Golfo de Nicoya, con 26 personas a bordo.

Ante eso, el barco fue devuelto a tierra y escoltado por los policías hasta la costa de Puntarenas.

Oficiales inspeccionaron la embarcación y encontraron escondida por los controles del barco, una bolsa con 10 gramos de marihuana.

Con ese panorama, los guardacostas solicitaron dirección funcional a la Fiscalía de Puntarenas para realizar una revisión más profunda de la nave.

Sin embargo, tras una revisión minuciosa y exhaustiva, los oficiales no encontraron más droga a bordo.

Los pasajeros tuvieron que abandonar la nave y terminar así su paseo, mientras que el capitán se hizo cargo de esta.

Además de haber irrespetado las medidas sanitarias, los pasajeros, entre estos una persona menor de edad, no tenían debidamente puestos los chalecos salvavidas.