Redacción- Costa Rica registró esta madrugada el décimo quinto fallecimiento de un paciente COVID-19.

Se trata de una mujer de 48 años, extranjera, que residía en la provincia de Heredia.

El deceso ocurrió en el Hospital México donde se encontraba internada desde 22 de junio, ingresando a cuidados intensivos un día después.

La mujer fue diagnosticada con COVID-19 el 20 de junio.

La fallecida padecía de diabetes e hipertensión arterial, ambos factores de riesgo ante el COVID-19.

Este deceso se suma a los 14 lamentables fallecimientos ya registrados: cinco mujeres y nueve hombres con un rango de edad de 26 a 87 años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí