Foto: Julieth Méndez - Casa Presidencial.

 

Redacción-La Contraloría General de la República (CGR) realizó una auditoría en la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), sobre la cual emitió un primer reporte relativo al nivel de cumplimiento de mecanismos de prevención de riesgos en los procesos ejecutados para la atención de la emergencia por Covid -19, en el proceso de planificación y la publicidad de la información relativa a la atención de la emergencia.

El reporte indica que la CNE destina recursos cuantiosos a la atención de la emergencia por el COVID-19 sin estar asociados a un Plan General de Emergencia, que aseguren la asignación óptima de los recursos.

También que el ritmo de asignación del gasto promedio del Fondo Nacional de Emergencias (FNE) durante los últimos meses supera 4,5 veces el promedio mensual proyectado para 2020.

Además señala que la CNE no ha publicado información completa en su página web oficial relativa a los recursos provenientes del Fondo Nacional de Emergencias que han sido utilizados en la atención del COVID-19.

Señalan que poner a disposición de la población y partes interesadas información completa, es esencial para la articulación de los órganos, estructuras, métodos, procedimientos y recursos de diferentes instancias públicas y privadas involucradas en la atención de la emergencia.

A la fecha, dichos recursos se han destinado principalmente a la adquisición de bienes y servicios en el marco de la ayuda humanitaria desplegada, donde sobresalen CRC 17.393,6 millones aplicados en la adquisición de alimentos para la entrega de diarios y subsidios económicos brindados a personas en condiciones de vulnerabilidad.

Es así como la página web de la CNE muestra el monto global de los gastos presupuestados para atender la emergencia y su ejecución a junio de 2020, sin proporcionar información que permita advertir el ritmo de las erogaciones y establecer la suficiencia o necesidad de recursos, lo cual se podría aproximar a partir de un mayor detalle de los ingresos recaudados y disponibles, su fuente de financiamiento, así como su aplicación por rubros de gastos.

Otro ejemplo refiere a la información relacionada con las contrataciones de emergencia, respecto de lo cual, el sitio web oficial de la CNE muestra únicamente el listado de compras de la emergencia por COVID-19 adjudicadas mediante el Sistema Integrado de Compras Públicas (SICOP), no así de las 14 compras adjudicadas a la luz del artículo 34 inciso j)[7], del Reglamento para las contrataciones por el Régimen de Excepción y funcionamiento de la Proveeduría Institucional de la CNE, por CRC 148,8 millones y USD 119.660,90.

En suma, se torna necesario el fortalecimiento de las actuaciones institucionales, para consolidar oportunamente las acciones de planificación y publicidad de la información que contribuyan a la capacidad de gestión de la emergencia por el COVID-19.

El informe completo puede verlo aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí