Redacción.   Todo apunta a que esta semana, el Gobierno entregará el presupuesto extraordinario para paliar la crisis que enfrenta el país ante el Covid-19, sin embargo, ya se han dado anticipadas críticas. 

La principal queja es que Carlos Alvarado, presidente, anticipó su  intención de recortar el presupuesto que se transfiere a las cerca de 3.700 organizaciones comunales del país. 

Esto para el jefe de fracción del Partido Unidad Social Cristiana, Rodolfo Peña, causará un perjuicio a los y las costarricenses.  ha sido incisiva en señalarle al Poder
Ejecutivo las partidas donde se pueden hacer recortes, sin causar un perjuicio a
las y los costarricenses.


LEA MÁS: Rodrigo Marín: «Estamos en problemas y debemos tomar medidas extremas»


“La Fracción del PUSC no va a dejar solo al sector comunal en esta lucha. El
Gobierno debe saber de qué si insiste en este recorte nos opondremos vehemente
en la Asamblea Legislativa”, señaló Peña.  

El presidente de la Confederación Nacional Asociaciones de Desarrollo Comunal, Daniel Quesada, aseguró que el Gobierno debe cumplir la ley 3859 y girarles a las comunidades  un 2% de lo recaudado por el Impuesto sobre la Renta que, de cumplirse, este año les correspondería unos ¢34 mil millones.

De no hacerlo,  368 proyectos que le presentaron las comunidades al gobierno, únicamente podrán realizar 50, lo cual, a criterio de Quesada, generará un fuerte rezago en el desarrollo.

“Visitemos las municipales para pedirles a los regidores que tomen acuerdos en contra de esos rebajos, conversemos con los diputados de la comisión de Hacendarios y motivémosles para sumarlos a la lucha”, solicitó el presidente de Conadeco.