Redacción– Científicos reunidos en la Conferencia Internacional de las Asociaciones de Alzhéimer, han presentado en sociedad varios estudios esperanzadores acerca de un análisis de sangre capaz de detectar la enfermedad de la memoria con tanta precisión como los métodos más caros e invasivos.

Se trata de una prueba que mide los niveles en sangre de la proteína tau, un elemento que se concentra en las partes donde la atrofia cerebral es más grave y que ha sido clave para estudiar los diferentes síntomas que presentan los pacientes.


LEA TAMBIÉN: (Fotos) Alonso Solís reapareció en la casa de su esposa Debbie Soto


Es importante mencionar que el nuevo método es capaz de determinar si las personas tienen alzhéimer hasta 20 años antes de que aparezcan los primeros problemas de memoria, según revela una investigación conjunta de expertos en neurología de Estados Unidos y varios países de Europa publicada en la revista ‘Journal of the American Medican Association’.

«Este análisis de sangre predice de manera muy precisa quién tiene la enfermedad en el cerebro, incluidas las personas que no presentan síntomas.

No es una cura, no es un tratamiento, pero no se puede tratar la enfermedad sin poder diagnosticarla. Y el diagnóstico preciso y de bajo coste supone realmente un gran avance», destaca el doctor Michael Weiner, investigador sobre alzhéimer en la Universidad de California en San Francisco al ‘The New York Times’.

En un estudio de tres partes, investigadores de los Estados Unidos y Suecia midieron una versión anormal de la proteína tau llamada p-tau217 y encontraron más cantidad de esa proteína modificada en la sangre de personas con alzhéimer que en los participantes sanos.

“La proteína tau se modifica y se agrupa de manera anormal en los cerebros de las personas con la enfermedad de Alzheimer y con algunas demencias frontotemporales, y parte de esta proteína tau se escapa del cerebro hacia la sangre”, explicó Tara Spiers-Jones, directora adjunta del Centre for Discovery Brain Sciences en la Universidad de Edimburgo, quien no participó en el estudio.

Los investigadores informaron que la prueba de sangre puede distinguir el alzhéimer de otros tipos de demencia y del Parkinson con un alto grado de precisión: del 89% al 98%.

Además, medir los niveles de p-tau217 también permitiría detectar cambios cerebrales 20 años antes de que aparezcan los síntomas de demencia.