• Su producción empezaría en octubre
  • Será utilizado para pacientes Covid-19 en la Caja

Redacción – El ventilador desarrollado por expertos de diferentes áreas de la Universidad de Costa Rica (UCR) ya inicia su fase de prueba en animales y muy pronto empezaría su fabricación para que sea utilizado por pacientes hospitalizados con Covid-19.

Se trata de los ventiladores del proyecto «Respira UCR», dispositivos que ya fueron sometidos a pruebas preliminares y sus resultados han sido exitosos.

Su propósito es brindar asistencia respiratoria a todos los pacientes internados en un centro médico, pues el Covid-19 justamente es un virus respiratorio.

Pruebas en animales

«En los próximos días se estarán realizando las pruebas preclínicas con animales, para lo cual se recopiló literatura científica e información de países que ya las han realizado como España, Brasil, Argentina y Colombia», indicó la UCR en un comunicado oficial.

Las pruebas serán con siete cerdos en el Laboratorio de Docencia en Cirugía y Cáncer de la UCR, junto a médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y un grupo de veterinarios.

Los protocolos para estos ensayos fueron aprobados por el Comité Institucional para el Cuidado y Uso de los Animales de la UCR.

Pruebas en seres humanos

Además, agregaron que después se someterían a pruebas con seres humanos, las cuales podrían realizarse a principios de setiembre de 2020.

Las personas en las que se prueben los equipos dependerán del protocolo experimental que se presente y de lo que decida la Caja.

Foto: UCR

Etapa de producción

La UCR indicó que, a finales de setiembre o inicios de octubre,  se pasaría a la etapa de producción, una vez que este sea inscrito ante el Ministerio de Salud.

Estos dispositivos poseen todos los sensores de un ventilador mecánico comercial de una sala de cuidados intensivos intrahospitalaria, pero con la ventaja adicional del bajo costo.

Un ventilador comercial cuesta entre $30 mil y $50 mil, mientras el diseñado en la UCR ronda los $4 mil 500.

El 30 de abril anterior se hizo la primera prueba sobre el funcionamiento del aparato en dos cerdos en la clínica veterinaria Intensivet.

El proyecto fue desarrollado por el Centro de Investigación en Ciencias Atómicas, Nucleares y Moleculares de la UCR; en colaboración con las escuelas de Física, Artes Plásticas, Ingeniería Mecánica y Eléctrica, Biología y Enfermería.

El proyecto ha recibido el apoyo de la Caja, del Ministerio de Salud, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) y varias empresas privadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí