• Hay cerca de 300 nicaragüenses en la frontera 

Redacción- Un sacerdote de La Cruz, Guanacaste, llevó comida a un grupo de nicaragüenses en Peñas Blancas.

Se trata de personas del país vecino que no pueden ingresar a este por orden del gobierno de Daniel Ortega.

Según datos proporcionados por Migración y Extranjería este martes, son 300 nicaragüenses aún varados en la frontera; llevan casi nueve días allí.

Todos ellos se encuentran de lado nicaragüense, aseguraron las autoridades de esta entidad.

El medio de comunicación del país vecino Nicaragua Actual, logró captar el momento en que este sacerdote hizo la entrega de la comida a estas personas.

Contó a ese medio que se trata de una iniciativa que llegó gracias a la colaboración de vecinos, quienes donaron los alimentos.

El sacerdote, Luis Murillo, entregó galletas, cereales, entre otros alimentos, contó que se trató de comida que la pastoral de la Iglesia logró recaudar.

Además, entregaron mascarillas, entre otros insumos de gran ayuda para los nicaragüenses.

Este grupo de personas no logran ingresar a su país, pues el gobierno nicaragüense les exige una prueba negativa de Covid-19.

Hasta ahora, la orden del gobierno orteguista es impedir su entrada, para ello han colocado a un grupo de militares.

Más solidaridad para los nicas varados en Peñas Blancas.

Posted by Nicaragua Actual on Tuesday, July 28, 2020