Redacción- Gabriel Soto e Irina Baeva ratificaron el lunes 17 de agosto la demanda que hicieron en contra de Laura Bozzo.

La demanda es por “acoso, discriminación y amenazas”, después de que el actor se divorciara de Geraldine Bazan.


LEA TAMBIÉN: ¡Adiós amor! Belinda desaparece del Instagram de Christian Nodal


Los dos actores acudieron a la Fiscalía General de la Ciudad de México para reafirmar la denuncia contra Bozzo, quien calificó al actor como “el desgraciado del 2019”. 

Esta demanda la interpusieron desde marzo y el abogado de la pareja dijo que esto fue porque ella acusó a Soto de no hacerse cargo de sus hijas, además de que lo señaló de infiel tanto en televisión como en redes sociales.

“Mis clientes no están pidiendo unas disculpa pública porque con eso no se resarce el daño. Es una orden para que no se exprese, no se acerque, que no los moleste y que no vuelva a hacer ese tipo de comentarios”, dijo Gustavo Herrera, abogado de los actores.

Según el abogado, la conductora afrontará una batalla legal en donde podrían vincularla a un proceso penal, ya que están ofreciendo todas las pruebas en donde ella se expresó mal del actor.