• Zinc, vitamina D, hierro y calcio deben estar presente en la dieta diaria.

Redacción-La emergencia nacional, por la pandemia del COVID-19, ha despertado preocupación y mucha tensión en la sociedad.

Los adultos mayores han sido considerados como una de las poblaciones más vulnerables al virus y, esto, los obliga a mantener un confinamiento aún más estricto y a reducir sus visitas.

Esta situación, pueden desencadenar depresión y ansiedad, condiciones que afectan el apetito y, por ende, propician una ingesta deficiente de energía y nutrientes, lo que, unido a enfermedades como diabetes e hipertensión, pueden afectar seriamente la situación de salud de nuestros adultos mayores.

Por esta razón, la Universidad de Ciencias Médicas, UCIMED, realiza un llamado a los familiares de adultos mayores, para estar más pendiente de su alimentación, asegurando que su dieta incluya todos los nutrientes considerados como fundamentales, para reforzar su sistema inmune y favorecer una mejor calidad de vida, principalmente en este contexto.

“Es necesario que estemos más vigilantes de lo que ingieren las personas mayores, porque las emociones, propias de esta realidad, pueden afectar su estado nutricional y su salud en general. Debemos asegurarnos de que su dieta incluya nutrientes indispensables como zinc, vitamina D, hierro y calcio”, explica Jeannette Zúñiga, Directora de la carrera de Nutrición de UCIMED.

De acuerdo con la experta, la ausencia del consumo de Zinc puede provocar alteraciones del sistema inmune, anorexia, pérdida del gusto y retraso en la cicatrización. Asimismo, no consumir vitamina D, provoca pérdida de fuerza muscular y esto afecta la movilización del adulto mayor.

El Calcio, es indispensable para el mantenimiento de la salud ósea y el Hierro es el responsable de transportar el oxígeno y evitar la anemia.

¿Dónde puedo encontrar estos nutrientes?

Magnesio: banano, frijoles.

Vitamina D: pescados grasos, aceites, menor cantidad hígado de res, yema de huevo

Vitamina B12: huevos, carnes, lácteos

Vitamina E: aceites vegetales, frutos secos, semillas

Ácido fólico: Hojas de color verde oscuro, frijoles

 Calcio: lácteos, hojas de color verde oscuro

Zinc: carnes