Presidente de la Caja, Román Macaya, junto al Gerente de Logística, Luis Fernando Porras

Redacción – A raíz de los cuestionamientos por la compra de mascarillas a inexpertos, la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pidió a la gerencia de Logística contratar una auditoría privada para analizar los contratos en situación de emergencia.

«Instruir a la Gerencia General para que contrate los servicios de una asesoría externa que realice un estudio con relación a todos los procesos de contratación administrativa en situación de la emergencia con el fin de fortalecerlos», indicó la Caja.

Lo anterior fue acordado por la Junta Directiva este jueves por la noche, donde se incluye además la orden a la gerencia general para que tome las medidas pertinentes a fin de que se establezcan los procedimientos y eventuales responsabilidades con respecto a las adjudicaciones.

Asimismo, le solicitan que aplique las medidas que garanticen la transparencia en el proceso o procesos administrativos que se establezcan.

Por último, instruyen a la gerencia para que informe a la junta sobre las acciones tomadas, en un plazo de 8 días. 

«Que presente, a la Junta Directiva en el plazo máximo de 30 días, una propuesta de implementación acelerada de SICOP, así como los recursos necesarios para llevarla a cabo», agrega.

Cuestionada adjudicación

La Caja adjudicó la compra de 12 millones de mascarillas a dos oferentes inexpertos: el contador David Landergren y a la empresa MR Comunicaciones Políticas.

Por esa compra se iban a pagar, en total, $4 millones. 

En el caso de MR Comunicaciones, la compra por $1,9 millones no se efectuará, porque incumplió con la entrega aparentemente por un tema de logística en España.

Según la moción presentada por varios diputados, aparentemente los adjudicatarios no cumplían con los requisitos, como certificados de calidad y documentación en español.