Redacción- Este próximo 14 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Dermatitis Atópica (DA), un día en el que la comunidad de pacientes se reúne para crear conciencia, comprensión y los estándares de atención para el eccema atópico.

La DA es increíblemente difícil para los pacientes y sus familias, impactando seriamente la vida cotidiana.

La salud de una persona y el bienestar general de las familias pueden verse gravemente afectados por la enfermedad.


LEA TAMBIÉN: Novio de Allison Bonilla: «Nunca olvidaré su sonrisa, voz y abrazos»


Sanofi Genzyme se enorgullece en apoyar a la Alianza Internacional de Organizaciones de Pacientes de Dermatología (GlobalSkin), la Federación Europea de Asociaciones de Pacientes de Alergias y Enfermedades Respiratorias (EFA) y la comunidad mundial de DA para cambiar la forma en que se percibe a los pacientes y cómo se presta la atención.

Los pacientes y las familias están en el centro del Día Mundial de la Dermatitis Atópica de este año. Sufren de aislamiento social y una considerable carga financiera para cuidar de su eccema atópico.

La DA es la forma más común de eccema. Se trata de una enfermedad sistémica incurable,
crónica e inmune con un efecto debilitante en el 2-10% de los adultos y el 20% de los niños en todo el mundo.

El 50% de los pacientes revelan depresión y ansiedad, mientras que el 39% dice sentirse incómodo con su apariencia, según estudio “Atopic dermatitis: impact on quality of life and patients’ attitude towards its management”.

En el caso de los niños, esta enfermedad puede afectar las relaciones personales, disminuir el funcionamiento psicosocial, provocar la pérdida del sueño para los miembros de la familia y generar dolor y un sentimiento de impotencia al tratar con el sufrimiento diario del niño.

La DA también puede resultar en ausencia de trabajo o disminución de la productividad laboral de los padres.

Incluso los hermanos de los niños afectados encuentran sus vidas perjudicadas. Cuando la enfermedad afecta a los niños, impacta a toda la familia a menudo profundamente.

“Algunas de las medidas preventivas ante la llegada de la COVID-19, como el lavado frecuente de manos puede tener efectos no deseados en los pacientes con DA.

La frecuencia y el uso de algunos jabones, desinfectantes o geles alcoholados pueden activar el círculo del rascado como respuesta a la picazón lo que empeora los signos y síntomas en la piel provocando más inflamación.

Las lesiones de la piel son solo un signo visible de lo que sucede en las capas mucho más profundas de la misma”, comentó Luis Sarmiento, Medical Manager Immunology de Sanofi Genzyme en la región Pacífico & Caribe.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí