RedacciónLa situación actual ha representado un cambio para todos los sectores a nivel laboral, transformando las necesidades de las empresas y las expectativas del personal. En medio de esta serie de cambios cobra relevancia la experiencia del empleado, un enfoque que prioriza las necesidades y el bienestar de los colaboradores, para desarrollar ventajas competitivas.

Hace algunas décadas se pensaba que el activo más importante, sin importar el tamaño o giro de una empresa, eran los bienes tangibles, como el equipo de producción o el capital financiero, según explica Alejandro Carbonell, CEO y cofundador de Tutorez, una plataforma de educación en línea.


LEA TAMBIÉN: Ladrones se meten a la casa de la presentadora Montserrat del Castillo


Hoy en día, el talento humano se ha convertido en uno de los principales recursos que ayuda a garantizar la supervivencia de un negocio.

“Los valores intangibles que aportan los colaboradores, como la productividad, la innovación y la eficiencia, marcan una gran diferencia entre las pymes exitosas”, señala Caty Di Maggio, Vicepresidente Regional Ventas y Mercadeo para Latinoamérica de Brother International Corporation.

Mejorar la experiencia del personal representa un gran paso en el camino hacia la transformación. Muchos se enfocan en el público externo y dirigen sus esfuerzos a modernizar sus procesos para llegar a más clientes, sin tomar en cuenta que uno de sus principales públicos es el interno.

A continuación, compartimos varias recomendaciones de expertos sobre cómo las pymes pueden lograr un impacto positivo en el compromiso y la motivación de sus empleados, para que su trabajo genere cada vez mejores resultados.

1. Evaluar las necesidades de los empleados: Antes de implementar cambios, se debe realizar un diagnóstico del entorno laboral. A partir de este primer análisis es posible comprender lo que caracteriza la experiencia del empleado en cada área y conocer sus necesidades.

Para Graciela Dixon, propietaria de Project Wellness, empresa de servicios relacionados para la salud y el bienestar de Panamá, este proceso de familiarización permite responder a la pregunta: ¿cuál sería el escenario ideal?

“Lo más sensato es conocer primero al personal, meterse en sus zapatos”, agrega Dixon. Para trabajar sobre este punto es necesaria la colaboración del área de recursos humanos, crear un comité o buscar la asesoría de expertos.

2. Cuidar el entorno tecnológico: Aunque existen varios factores que influyen en el mundo laboral, uno de los más determinantes es la tecnología. Hoy en día, gran parte de la fuerza laboral está compuesta por jóvenes profesionales y una de las claves para entender a este nuevo grupo de empleados es escuchar sus necesidades e intereses.

Este nuevo segmento está acostumbrado a utilizar herramientas tecnológicas innovadoras, como aplicaciones de planificación y presentación, videoconferencias, redes sociales y manejo de documentos en línea, para desenvolverse en su trabajo.

Para Ilana Milkes, fundadora de World Tech Makers, pyme colombiana enfocada en soluciones tecnológicas educativas, “los negocios pueden aprovechar los beneficios de la tecnología para recopilar información, analizarla y personalizarla en función a las necesidades de cada empleado”.

3. Implementar nuevas fórmulas de trabajo: La transformación del mercado laboral, marcada por la digitalización de los procesos, ha dado origen a dinámicas de trabajo que responden a las nuevas realidades, entre ellas el trabajo remoto. La situación actual ha revalorizado la importancia de la flexibilidad y la conciliación.

A comienzos de este año, el 29% de las pymes de la región contaban ya con trabajadores remotos, según hallazgos de la sexta edición de la encuesta anual Visión Pymes de Brother International Corporation. 

4. Fomentar el desarrollo profesional: Uno de los mayores atractivos son los beneficios sociales que puede ofrecer una pyme. Muchas empresas suelen tener sistemas de recompensas para incentivar el ánimo de sus colaboradores y poner en valor su trabajo, involucrándolo en la toma de decisiones y apoyando su aprendizaje, a través de procesos de capacitación permanente.

El valor de los colaboradores para una organización va más allá de las actividades que desempeñan.

Se extiende hacia afuera al compartir la filosofía y valores de una empresa o negocio, mediante el contacto que tienen con los clientes y otro talento humano. Por este motivo, es vital que las pymes desarrollen estrategias que les permitan mejorar la satisfacción, el compromiso y desempeño de los empleados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí