• Efectos adversos en fase 3 son comunes
  • Investigarán para poder continuar con las pruebas de forma segura

Redacción – El paciente que participó en las pruebas de la vacuna contra el Covid-19 de Oxford y AstraZeneca, desarrolló un «problema de médula espinal», según revelaron.

Las pruebas de la fase 3 fueron pausadas el martes anterior, luego de que se diera a conocer que ese paciente desarrolló efectos secundarios adversos.

El director de los Institutos Nacionales de Salud, Francis Collins, fue quien confirmó que es por un «problema de médula espinal».

«Tener una suspensión del ensayo clínico, como ha pasado con AstraZeneca, a partir de ayer, debido a un solo evento adverso grave, no es algo sin precedentes», dijo Collins ante la Comisión de Salud del Senado.

Agregó que esta situación puede suceder en cualquier ensayo a gran escala con miles de personas.


LEA TAMBIÉN: Pausan pruebas de vacuna de Oxford por posibles efectos negativos en un paciente


Ahora investigarán cuidadosamente el efecto adverso para ver si otro paciente, que haya sido vacunado, desarrolló un problema similar.

«Esto debería ser tranquilizador para todos», ya que muestra el «enfoque primero en la seguridad», dijo.

Los efectos secundarios comunes, que se dan durante los ensayos de las vacunas, incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolor en la zona donde se inyectó y dolor muscular.

Por otro lado, AstraZeneca firmó un compromiso, junto con otras compañías, donde prometen no buscar aprobación prematura para ninguna vacuna contra el Covid-19.

Los directores de BioNTech GlaxoSmithKline, Johnson & Johnson, Merck, Moderna, Novavax, Pfizer y Sanofi acompañaron a AstraZeneca en ese acuerdo.

La vacuna de BioNTech y Pfizer estaría para aprobarse a mediados de octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí