Redacción-La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), considera que el problema de las finanzas públicas se viene agravando desde el año 2007 por el crecimiento exponencial de las remuneraciones y de las transferencias a entidades descentralizadas.

La Cámara consideraba necesarias las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para aplicar contenciones significativas al gasto, aprobar una buena en la Ley de Empleo Público así como de Reforma del Estado y ejecutar una verdadera agenda de reactivación económica que permita dinamismo a nuestras empresas para acelerar nuestro aporte al desarrollo socioeconómico.

CADEXCO esperaba que las propuestas con el FMI fueran balanceadas y atendieran el problema de fondo de gasto público y no recayeran en gran medida en la población y el sector empresarial por la vía de mayores impuestos.

 Por lo que es lamentable que se continúe con la misma cantidad de empleos públicos al apostar por la movilidad voluntaria, así como con los mismos niveles elevados de transferencia a entidades descentralizadas; pluses; incentivos, y la negativa de no ampliar la venta de entidades.

Las condiciones actuales económicas han reducido considerablemente los ingresos de las empresas, lo que repercute en los salarios, por lo que es un impacto para toda la población tener que asumir estar cargas tributarias.

“Como sector exportador esperábamos una propuesta rigurosa basada en la regla fiscal, sin la creación de nuevos impuestos y con eficiencia en la recaudación de impuestos. También queríamos avances en la Ley de Empleo Público y en la fusión de entidades con el fin de procurar eficiencia y reducción de gastos. Este anuncio debía contemplar un enfoque en el resguardo de la población y sectores productivos con miras a mejorar su desempeño y no castigarlo con más impuestos.  pues el sector productivo no puede seguir soportando más impuestos”, explicó Laura Bonilla, Presidenta de CADEXCO.