Sindicato de la Educación pide al Gobierno no vender el país para servirles al FMI

Rechazan la imposición de más impuestos, pues el pueblo apenas supera el trago amargo del Plan Fiscal

0

Redacción-Las propuestas del Gobierno al Fondo Monetario Internacional tiene disgustados a diversos sectores productivos de la sociedad costarricense, entre ellos, el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense (SEC).

El Sindicato rechaza categóricamente el conjunto de medidas retrógradas anunciadas por el Gobierno de la República, en su afán de servir una vez más a los organismos internacionales sin importar que con ello estén poniendo precio a nuestra Patria.

“Es inaceptable el grado de insensibilidad y falta de seriedad mostrado en la propuesta anunciada, la cual basa su vago argumento en la imposición de más impuestos, esto mientras que el pueblo apenas supera el trago amargo del nefasto Plan Fiscal que afectó gravemente a la clase trabajadora y la población en general”; aseguran.


LEA TAMBIÉN: Más impuestos sobre los salarios y las pensiones es una de las propuestas del Gobierno al FMI


El SEC señala que aplicar una nueva regla fiscal, tomar decisiones deliberadas entorno al Empleo Público, aplicar un congelamiento salarial, además de la venta de activos del Estado, sumado a la reducción del presupuesto extraordinario que es clave para el funcionamiento estatal; son opciones que no solucionan la problemática real que tiene el país, y demuestra que el Gobierno sigue sirviendo a los grandes capitales sin importar llevar a la miseria a miles de familias. Nosotros no ocupamos negociar con el FMI, mucho menos si esa negociación lleva a la debacle doe las familias.

“Señoras y señores diputados, presidente de la República: El pueblo ya está cansado, no aceptamos más la miserable condición a la que nos quieren llevar utilizando como pretexto la pandemia, para poner a Costa Rica en un abismo de desigualdad y pobreza. Hay otras soluciones, pero no han querido escucharlas, prefieren pisotear cobardemente al pueblo, quitándole lo poco que le ha quedado, vendiendo los activos estatales y quebrando esas instituciones que siempre nos han defendido, simultáneamente atropellando al sindicalismo”, manifestó el Sindicato.