• Mujer relató cómo fue el momento en que descubrió al hombre
  • Lamenta que a pesar de que presentó pruebas, el hombre esté libre

Redacción- Una de las denunciantes del caso de un hombre que se masturbaba en Playa del Coco, en Carillo de Guanacaste, afirma no sentirse segura tras la liberación del sospechoso bajo medidas cautelares.

Así lo aseguró a AM Prensa la mujer de 38 años, quien por su seguridad prefirió no revelar su identidad.

La Fiscalía confirmó el jueves por la tarde que al sospechoso, de apellidos Contreras Cascante, se le impusieron las medidas cautelares de no acercarse a las ofendidas a una distancia de 100 metros y presentarse a firmar el día 21 de cada mes, pero eso no da seguridad a la mujer.

«Aunque le hayan puesto que no se puede acercar a las víctimas, eso no me asegura nada (…) yo no sé dónde está él. No me siento segura por más que me digan que él tiene medidas», dijo la denunciante.

La mujer lamentó que el hombre quedara en libertad y con esas medidas a pesar de que ella presentó todo tipo de pruebas.

«Es muy triste saber que uno está en un país donde pasan cosas y hay testigos, donde hay vídeos, donde hay toda la prueba, llegó la policía (…) y a la hora de la hora, llega un juez y dice que se vaya para la casa. Es algo demasiado frustrante, no debería ser así», afirmó la mujer.

La denunciante también conversó con AM Prensa sobre cómo vivió el momento en el que vio al hombre masturbarse frente a ella y dos jóvenes.

Según la mujer, ella estaba en la playa tomando el sol cuando las jóvenes llegaron y minutos después llegó el hombre.

Ella afirma que vio al hombre actuando de manera extraña, por lo que se puso atenta a la situación y hasta le dio tiempo de tomar fotos y vídeos.

«Yo veo que él se me queda viendo, vuelve a ver a las muchachas y ya me entra a mí que esto no está bien (…) ya veo que él se empieza a quitar la camisa (…), los zapatos, las medias y ya digo yo ‘qué raro, voy a tomarle foto por si acaso’. Logro tomar una foto y veo que se le ven las rodillas y él venía en jeans. Yo pongo más atención y ya veo donde el señor se está masturbando.

Tras ver la actitud del hombre, la denunciante afirma que su primera reacción fue llamar a las autoridades.

Además, asegura que decidió quedarse en el lugar para no dejar solas a las jóvenes, pues pensó en sus hijas y no le gustaría que estuvieran solas en una situación así.

Como se muestra en un vídeo que grabó, ella decide intervenir cuando se percata que el hombre se está vistiendo para irse.

«Cuando yo recojo todo para ir a topar a la policía, veo que el tipo se empieza a vestir, que es cuando se pone los calzoncillos. Ya cuando yo empiezo a grabar, ya él se estaba poniendo el jeans, ahí es cuando yo lo encaro.

La madre asegura que ella lo primero que hizo fue botarle la moto para que perdiera tiempo en caso de que quisiera huir.

Tras eso, fue cuando ella empezó a golpear al hombre e intervino la policía, que llegó en el momento justo, pues el la agredió. Le pegó una patada y la agarró con fuerza del brazo.

Luego, como se observa en el vídeo, un oficial de la Fuerza Pública y otro de la Policía Turística, arrestan al sospechoso.

La mujer resaltó la atención y servicio de los policías, pues incluso la llevaron al día siguiente al Ministerio Público a interponer la denuncia respectiva.

Para la mujer han sido días difíciles, pues ha estado muy afectada por lo sucedido, incluso asegura que le ha costado dormir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí