Foto por: Craig Barritt/Getty Images

Un reciente vídeo que circula en redes sociales, captado en las mesas de diálogo -hasta ahora inútiles porque el problema que intentan resolver sigue intacto-, muestra al presidente de la República pronunciando una frase vergonzosa para el país y, por supuesto, para los profesionales de la comunicación.

«…aquí está la gente del Banco Central, si yo digo una burrada ustedes, por favor, me corrigen porque yo no paso de periodista», dijo el mandatario.

¿Por qué autodesacreditarse y golpear aún más a los profesionales en periodismo? En momentos lo menos que hace falta es dañar la imagen y credibilidad de quienes sirven de puente entre el Gobierno y los ciudadanos en temas de información.

Don Carlos Alvarado con tan lapidaria frase se autodestruye y hunde, aún más, su pésima popularidad entre los costarricenses. Él mismo se pone en evidencia y refleja una enorme ausencia de preparación y liderazgo, dos aspectos que los ticos comenzaron a notar hace mucho tiempo.

Recordemos que en la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) sobre la percepción el presidente y su gabinete, su popularidad se desplomó al nivel más bajo. Siete de cada 10 costarricenses tienen una imagen negativa sobre la actual administración.

¿Por qué? Definitivamente, comentarios como el aquí citado contribuyen a ese descalabro en la imagen de Alvarado.

Así que presidente, no diga más burradas por favor.  El problema no es que usted sea periodista, sino la ausencia de capacidad para guiar correctamente el país. Un buen periodista investiga, indaga, consulta, rastrea, se asesora… ¿pero usted? Usted deja en ridículo al gremio con este tipo de comentarios y burradas.

Muchísimos mandatarios no han sido economistas ni abogados, pero han llevado por el camino correcto a sus naciones. Si usted no pasa de ser periodista -como lo señaló- es porque así lo quiere.

Definitivamente, con sus propias palabras se interpreta que asumió un cargo sin preparación adecuada.

Antes que usted, don Carlos, hubo dos grandes presidentes en Costa Rica: José Figueres Ferrer, un autodidacta; y Luis Alberto Monge Álvarez, un campesino sin estudios. No llegaron ni a periodistas… Sin embargo, eso no fue un obstáculo para ninguno de los dos.

Uno que sí era periodista e hizo grandes cosas por el país fue don Otilio Ulate Blanco, quien gobernó Costa Rica entre noviembre de 1949 y mayo de 1953. Durante periodo logró grandes cosas siendo un periodista de profesión.

En su gestión al frente del país, Costa Rica tuvo la visión de fundar el Banco Central, el Consejo Nacional de Producción, la Contraloría General de la República y nos abrimos al mundo a través del Aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela.

El retrato de don Otilio cuelga hoy en la Asamblea Legislativa en el salón de Beneméritos de la Patria. ¡Un orgullo para todos los periodistas! Un hombre que sí deja en alto a los comunicadores.

Las obras heredadas por este benemérito nos demuestran que ser periodista no es un límite… los límites están en las mentes de cada uno. Así que don Carlos, por favor, no diga más burradas.


«El único límite para nuestra realización del mañana serán nuestras dudas de hoy», Franklin D. Roosevelt

Vídeo sobre el comentario de Carlos Alvarado:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí