Redacción- ¡Buena noticia! Andrés Murillo, músico y pintor de 29 años, usa meme como herramienta en su propuesta artística y gana II edición de Premio Bancarte.

Concurso es promovido por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), como un apoyo al sector artístico y cultural, uno de los más afectados por la pandemia.


LEA TAMBIEN: Niña de 13 años fue obligada a casarse con un hombre de 48 y a cuidar a los hijos de él


Murillo recibió un premio de $3500 y su obra, junto a las de otros 10 artistas seleccionados y tres invitados, permanecerán en exhibición desde el 20 de noviembre y hasta el 27 de marzo de 2021, en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo.

Según expresó el artista en la justificación de su obra, se puede repensar hacia dónde dirigir la producción artística a partir de una evaluación del presente.

“He decidido usar un meme como herramienta para elaborar la propuesta, siendo este un reflejo del mundo contemporáneo y del comportamiento social en torno a la imagen”, indicó Murillo.

Es importante mencionar que su obra destacó entre 120 propuestas recibidas. El jurado seleccionó 11 obras para la muestra, de los artistas: Marcela Araya, Andrea Bravo, Roberto Carter, Carlos Fernández, Luciano Goizueta, La Cholla Jackson, Sara Mata, Andrés Murillo, José Rosales, Stephanie Williams y Mis Pelotas: Jimena Coto, Diego Durán. Además, participan Adriana Arroyo, Lucía Madriz y Guillermo Tovar, como artistas invitados. 

“Al igual que Hockney con su chapuzón: su estética y su autoría pocas veces son cuestionadas y lo que más importa es que la intención o el chiste con que fueron creados sea efectivo, interpretable y persistente en un lapso de tiempo.

El meme usado para la propuesta (utilizado específicamente para generar comparaciones generacionales) busca contraponer medios análogos y digitales. Sin embargo, su intención no es decir cuál herramienta es mejor o peor que otra: el pasado, presente y un futuro “incierto”, se complementan a partir de diferentes estímulos visuales, siendo todos necesarios para que la pieza se complete y quede evidencia de que “algo ocurrió”, manifestó el artista.

Murillo añadió “¿Es o será el meme otra evolución de cómo nos expresarnos?, sin duda alguna eso solo el tiempo lo determinará.

De momento solo se puede asegurar que el mismo habla de una realidad, de su contexto y de que muy posiblemente al igual que hoy, siga sirviendo como herramienta para satisfacer la necesidad inherente humana de compartir la llegada de problemas, experiencias y evidenciar su idiosincrasia”.