Redacción-Un grupo de pescadores intentaron lesionar la integridad de un grupo de oficiales Guadacostas de Caldera en Esparza, Puntarenas.

Los pescadores utilizaron sus embarcaciones como armas, y trataron de colisionar la lancha GC 32-9 de los uniformados porque estaban interviniendo una acción delictiva como es la pesca con encierros.

Los guardacostas, se encontraban en labores de patrullajes por las cercanías del Parque Nacional Isla San Lucas y tras descubrir varias líneas de pesca que habían sido colocadas por pescadores para efectuar la ilegal y destructiva práctica de encierro, los guardacostas procedieron a su levantamiento.

Cabe indicar que el encierro es un método de pesca que, además de destruir el ambiente, atenta contra la sostenibilidad de la actividad pesquera en el Golfo de Nicoya en detrimento de los intereses de la mayoría de pescadores respetuosos de la ley, pues solo beneficia a unos pocos infractores de la legislación pesquera y ambiental.

Sin que los oficiales intentaran detenerlos, pues solamente realizaban el levantamiento de las líneas de pesca, los sospechosos de pesca ilegal aceleraron sus embarcaciones en dirección a la lancha del Guardacostas, amenazando así la integridad física de los oficiales e intentando obstruir una intervención policial totalmente apegada a derecho.

Además de ello, los tripulantes de las lanchas sospechosas procedieron a lanzar diversos tipos de objetos a los oficiales, así como a intentar abordar de manera ilegal la embarcación policial, aparte de que varias de ellas procedieron a rodear la GC 32-9.

Los Guardacostas se vieron obligados a realizar disparos de advertencia dirigidos al agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí