Turistas ingresando a Costa Rica. Foto: ICT
  • Industria turística teme que tarden de 2.5 a 4 años para estabilizarse

Redacción – La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y la Cámara Costarricense de Hoteles celebran y ven con buenos ojos el compromiso del Gobierno de la República para crear un plan específico de reactivación para este sector.

Informaron que el mandatario Carlos Alvarado recibió el lunes a los presidentes de ambas cámaras, Rubén Acón y Javier Pacheco, quienes volvieron a insistir al Gobierno sobre la urgencia de trabajar en una serie de problemas que profundizan la crisis que enfrenta la industria turística.

En la reunión participaron el ministro de Turismo, Gustavo Segura; la de Presidencia, Geannina Dinarte; la de Planificación, Pilar Garrido y el ministro de Enlace y Coordinación con el Sector Privado, André Garnier.

Al final del encuentro, el presidente de la República instruyó al ministro de Turismo asumir la coordinación con los demás jerarcas para iniciar el trabajo en las acciones urgentes.

Panorama actual

El sector teme que, para este 2021, no se alcancen las cifras superiores al 30% en comparación con los niveles anteriores a la pandemia.

También resaltan que, la recuperación total de la industria, tardará de 2.5 a 4 años para alcanzar una etapa de estabilización. Estiman que deberán sumar varios años más para retornar a etapas de desarrollo y crecimiento.

Por lo anterior, desde ambas cámaras piden enfocarse en:

  • Reactivación del sector
  • Apoyo financiero y gubernamental
  • Seguridad turística
  • Fortalecimiento y competitividad

«Esta situación ha confirmado lo que advertimos hace meses, uno de nuestros mayores temores, los negocios no pueden sostenerse con flujos tan bajos. Desde el punto de vista financiero, se está operando con pérdidas y flujos de caja operativos negativos. Esto tendrá una afectación directa en el aumento del desempleo», advirtió el presidente de Canatur, Rubén Acón.

En el posible plan a ejecutar, el sector propone al gobierno que se definan acciones claras, plazos para su concreción y funcionarios responsables de las mismas y la participación del sector privado para desarrollarlo.

«Sería mezquino no reconocer los grandes esfuerzos realizados por el Gobierno y, particularmente, por el ministro Segura, de quien nos sentimos profundamente orgullosos y agradecidos con su gestión, pero no todo pasa por sus manos y autoridad, de manera que es nuestra obligación ser sinceros y decir que la ayuda no está llegando, que hay hambre entre nuestros colaboradores», dijo Pacheco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí