• Buscan llegar a mil pacientes para concluir estudio

Redacción – El estudio conocido como RESPIRA, cuenta con la participación de 569 pacientes para evaluar y analizar las defensas contra el Covid-19 en su organismo.

Este es impulsado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Ministerio de Salud y la la Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB).

La meta es llegar a estudiar mil personas que han sido diagnosticadas con Covid-19 por prueba PCR. Se eligen al azar y con el consentimiento de los participantes.

La investigación busca caracterizar la población, estimar la prevalencia del SARS-CoV-2 en los pacientes y caracterizar la respuesta inmune a la infección con respecto a las características propias de cada persona, como edad, sexo, tabaquismo, factores de riesgo, características del cuadro clínico, según explicó la investigadora principal del estudio por parte de la CCSS, Amada Aparicio.

Otras 2 mil personas, que no han sido diagnosticadas, participarán en el estudio en representación de los cantones del Gran Área Metropolitana, la región central de Puntarenas y Guanacaste.

El estudio inició hace tres meses y, de los participantes, 276 personas ya han padecido el virus y 293 son «casos control», según la Caja.

Son 307 mujeres y 262 hombres, tanto mayores de edad como menores, distribuidos en ambos grupos.

Además, 434 personas de las ya participantes con del Gran Área Metropolitana y 135 de comunidades de Guanacaste.


LEA TAMBIÉN: En dos meses, Costa Rica ha aplicado más de 100 mil dosis de vacuna Covid-19


El presidente ejecutivo de la CCSS, Román Macaya, afirma que la respuesta a «¿Cómo son las características de la inmunidad generada en un paciente recuperado de covid-19?» es lo que trata de averiguar el estudio.

«Increíblemente no tenemos respuesta para eso todavía y la Caja Costarricense de Seguro Social está jugando un rol importantísimo en este estudio que va a ser de referencia mundial aquí», indicó Macaya.

A los pacientes les dará seguimiento por 2 años; este consiste en visitas mensuales con recolección de una muestra de saliva y muestras semestrales de sangre.

En el grupo de quienes sí han padecido la enfermedad durante los primeros seis meses se les recolectará muestra tanto de saliva como de sangre.

Aparicio agregó que, el otro objetivo del estudio, es estimar la tasa de infección secundaria y la frecuencia de compromiso clínico por factores de riesgo individuales y familiares.

Para esto invitarán a 300 familias con una sola visita con entrevista y recolección de una muestra de sangre a cada miembro.

Hasta el momento se han incluido 35 familias con un total de 76 miembros.

Está planificado que a finales de abril 2021 finalice la fase de inclusión de participantes en el estudio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí