Parking full of cars in Nicosia, Cyprus

Redacción- Pese a la pandemia los costarricenses retoman su rutina cotidiana, regresan a las oficinas, van a dejar a sus hijos a las escuelas y colegios, visitan centros comerciales, e incluso, los fines de semana planean paseos familiares a diferentes playas o centros de aventura del país.

Quizás muchas personas están acostumbradas a dejar su vehículo en la calle, mientras otras son más temerosas y buscan parqueos para sentirse más seguros.

Dejar el carro en un parqueo público no garantiza que los hampones no intenten robarlo o tacharlo.

Los delincuentes atacan hasta en estacionamientos privados, donde hay mayor vigilancia de cámaras y guardas de seguridad. El peligro persiste, mientras las personas realizan sus diferentes diligencias.

Según establece la ley que regula los estacionamientos existe una obligación del local de responder por daños o sustracción al carro. Incluso es obligatorio que los parqueos cuenten con una póliza que cubra los daños que puedan presentarse por colisiones o robos dentro del mismo.

Luis Diego Trejos, Gerente General de Detektor para Costa Rica y Panamá, enfatizó que, si bien es cierto, los parqueos no pueden renunciar a su responsabilidad con el cliente, esta no solo recae en la administración del estacionamiento, sino también en los propietarios de los vehículos, quienes podrían tener un sistema de rastreo o seguro para minimizar la exposición.

Detektor enumera una serie de recomendaciones a considerar a la hora de elegir un parqueo:

  1. Cuando reciba su tiquete revise el nombre o razón social y domicilio del prestador del servicio de estacionamiento, los números telefónicos para reportar quejas, la forma en que le responderán por los daños que hayan sufrido los vehículos durante el tiempo que se guarda. Así, se puede dar cuenta si efectivamente cuenta con un seguro y cuáles son las condiciones para que se haga efectivo.
  2. Otro consejo es no dejar las llaves al ‘cuidador’ aunque es una vieja costumbre muy arraigada en diferentes establecimientos del país, sin embargo, ahora supone una práctica de alto riesgo, el propietario podría llegar y no hallar su carro. Los dueños no pueden confiarse al 100%, a pesar de que está pagando por el servicio de cuido.
  3. Una víctima de robo o daño en un parqueo debe presentar un reclamo, documentar y eventualmente presentar una demanda civil.
  4. La entrega de tiquetes por parte de los propietarios de parqueo donde advierten la liberación de responsabilidad no es legal. Ese tipo de renuncias no son válidas.

Una de las principales causas que permiten el robo de vehículos es el descuido de los propietarios. Trejos considera importante que los costarricenses cambien los hábitos de seguridad y con ello eviten convertirse en una víctima más de los delincuentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí