• Servicios de la Caja, como cirugías y tratamientos, volverán a su normalidad poco a poco

Redacción – La pandemia por el virus del SARS-CoV-2 le da un leve respiro a hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), lo que permite una liberación o disminución de camas Covid-19 para reactivar otros servicios de la institución.

Cirugías, terapias y otros servicios podrían regresar muy pronto a un ritmo habitual al retomar, nuevamente, diferentes atenciones que se ofrecen en los diferentes centros médicos.

La disminución de casos Covid-19 ha provocado también que haya menos cantidad de personas que requieren hospitalización por el virus, lo que permite utilizar estas camas para atender pacientes con otras enfermedades.

Actualmente, de las 684 camas para Covid-19 en Costa Rica, 200 se habilitaron para otros servicios. Es decir, aún se cuenta con 484 para Covid-19.

Ruiz informó que la ocupación de camas UCI alcanza el 61% y en salón 23%, lo cual representa una disponibilidad de camas de 93 camas UCI y 310 salón.

En caso de ser necesario y, en cualquier momento, se pueden volver a designar como camas para pacientes positivos.

El gerente médico de la Caja, Mario Ruiz, agregó que esto también se logra gracias a que la mayoría de trabajadores de primera respuesta de la institución, ya cuentan con la vacuna.

«Casi el 60% del personal de salud de primera respuesta, ya está vacunado», informó el médico.


LEA TAMBIÉN: Baja en hospitalizaciones llevaría a cierre de Ceaco


Agregó que, para la semana del 22 de enero, se registraron alrededor de 400 casos positivos diarios, lo que significa una reducción del 50% con respecto a la primera semana de diciembre 2020.

«Si evidenciamos un aumento en las camas, echaremos para atrás y volveremos a abrir camas Covid-19», apuntó.

La funcionaria de gerencia médica, Yerly Alvarado, resaltó que no hay una instrucción general para todos los hospitales, pues cada uno definirá cuántas camas Covid-19 pondrá a disposición para otros servicios.

Ruiz fue claro en que continuarán las consultas en modalidad virtual, pues no pueden permitir el ingreso constante de pacientes mientras se continúe en pandemia.

Fases en hospitales

Esta implementación se desarrolla en cuatro fases que consideran: cantidad de casos, las condiciones epidemiológicas y la ocupación hospitalaria por Covid-19.

Fase I: Atención de pacientes leves en el hospital Nacional Psiquiátrico, esto implica que se suprime el 100% de camas leves asignadas a Covid-19 en todos los hospitales y se habilitan espacios de atención integral para el abordaje agudo que requieran rehabilitación.

También se suprime al menos el 25% de camas para pacientes moderados en hospitales regionales y periféricos.

Fase II: Reducción de camas moderadas y severas, con lo cual se plantea la reducción de al menos el 50% de camas moderadas en hospitales regionales y periféricos y el 50% de camas severas en hospitales regionales y en el México y San Juan de Dios.

Fase III: Abordaje de todo paciente Covid-19 que requiera hospitalización en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y en el CEACO.  Esto supone suprimir el 100% de camas moderadas en hospitales regionales, periféricos, hospital México y San Juan de Dios.

En esta fase el hospital Nacional Psiquiátrico mantiene la concentración de la atención de pacientes leves.

Fase IV: Se concentra el abordaje de todo paciente Covid-19 positivo en el Calderón Guardia.

Es en esta fase en la que el Cenare y el Psiquiátrico volverían a sus actividades ordinarias, brindando atención especializada como previo a la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí