A medical syringe and a vial in front of the AstraZeneca British biopharmaceutical company logo are seen in this creative photo taken on 18 November 2020. Pfizer and Biontech announced its conclude phase 3 study of COVID-19 vaccine candidate with 95% primary efficacy analysis, as media reported on 18 November 2020. (Photo by STR/NurPhoto via Getty Images)

Redacción– Frente a las preocupaciones que se han generado por la aparición de algunos trastornos de coagulación sanguínea en ciertos países de Europa la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud se manifiestan.

Eso tras la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 producida por el laboratorio AstraZeneca (AZ), y la suspensión de la vacunación con la misma, bajo el principio deprecaución, por parte de algunos países, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) informa que:

• Hasta el momento, el Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia de la Agencia Europea del Medicamento (PRAC, por sus siglas en inglés) no ha encontrado una relación causal entre la vacunación y los trastornos de coagulación, los cuales pueden producirse por diferentes causas.

Estos eventos se pueden presentar en las personas que ya han sido vacunadas, así como en aquellas que aún no han recibido la vacuna.

A la fecha, el PRAC ha evaluado que la incidencia de eventos tromboembólicos en la población vacunada no es mayor que en la población general.

• El Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS, por sus siglas en inglés) de la OMS está evaluando los datos que ha proporcionado la Agencia Europea de Medicinas (EMA), asociados a la distribución de dos lotes de vacunas de AZ, fabricados y distribuidos en Europa.

La Directora de esta agencia ha manifestado recientemente que no hay indicios de que los eventos hayan sido causados por la vacuna.

• Estos dos lotes que se analizan no se van a distribuir a través del mecanismo COVAX, ya que las dosis destinadas para este son producidas en la República de Corea y en India.

• Es importante aclarar que la vacunación contra la COVID-19 no reducirá las muertes por otras causas, incluso después de la vacunación.

• Además, los sistemas de vigilancia de Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (ESAVI) de otros países de la región Panamericana que están administrando la vacuna contra la COVID-19 del productor AZ, no han reportado señales de alarma con respecto a la seguridad de esta vacuna.

• Por tal motivo y tomando en cuenta que los beneficios de la vacuna superan sus riesgos, la OPS/OMS recomienda que se continúe usando la vacuna de AstraZeneca para enfrentar la COVID- 19, mientras se investiga los casos presentados en Europa.

• Asimismo, es indispensable que los países mantengan activo el sistema de vigilancia de ESAVI y realicen el proceso de investigación y análisis de los casos presentados, conforme las orientaciones
de la OPS/OMS.

• La información es revisada de forma permanente y se comunicará conforme haya nueva evidencia de relevancia para los países.

Mientras haya más vacunas de calidad disponibles contra la COVID-19, se estará más cerca de controlar la pandemia.