Foto: Fines Ilustrativos.
  • El aborto vuelve a ser discusión en Chile

Redacción – Son al menos 150 mujeres las que están embarazadas tras consumir pastillas anticonceptivas defectuosas que se distribuyeron en Chile.

Fue el propio sistema de salud del Gobierno de Chile el que entregó estas píldoras a mujeres en edad reproductiva. Se trata de las pastillas Anulette CD,  fabricada por la compañía Silesia.

Se repartieron 276.890 cajas de anticonceptivos orales y, al comprobarse que estaban defectuosas, fueron retiradas 139.160 de forma inmediata, pero ya se registraban varias gestaciones.

Los primeros indicios de los defectos con las píldoras, se dieron poco después de que Chile estableciera un estricto cierre por la pandemia en marzo de 2020.

Los representantes de la organización de derechos reproductivos, Corporación Miles, comenzaron a llamar a los trabajadores de la salud pública de todo el país para determinar si la cuarentena y la realidad mundial estaban afectando la disponibilidad de anticonceptivos.

Posteriormente, empezó a surgir la duda de la falla en estos medicamentos, según resaltó la directora de Miles, Javiera Canales.

Ahí fue cuando el Ministerio de Salud de Chile inició con las investigaciones y determinaron que sí existían cajas defectuosas, de acuerdo con el New York Times.

Casos

Al ser casos de embarazos no deseados, muchas de estas víctimas de la mala gestión del estado chileno, han decidido alzar la voz.

Incluso, esta situación tiene a muchas entre la espada y la pared, pues no han podido culminar sus estudios, no tienen suficiente dinero y sus planes a futuro se quedaron estancados, pues no contemplaban un bebé en el camino.

CNN publicó breves relatos de algunas de las mujeres que hoy esperan la pronta llegada de sus bebés tras consumir estas pastillas que no dieron efecto.

En Atacama de Chile está Tabita Daza Rojas, quien busca reunir suficiente dinero para terminar la construcción de su casa antes de la llegada de su bebé, quien nacerá en cualquier momento.

«Tuve que dejar todo eso a un lado y dedicarme a mi hijo», dijo Rojas, ahora madre de dos hijos y mantiene a su familia cuando trabaja como empacadora de uvas.

También está Cynthia González en La Pintana, suburbio de la capital Santiago. Ella ya amamanta a su bebé de dos meses de nacido y necesita comprar leche para complementar el suministro de su cuerpo, lo que la tiene en constante preocupación por el dinero para poder pagar la leche.

Por ello, la discusión sobre el aborto libre ahora es un tema del día a día en Chile, en el marco de la aprobación de este procedimiento en Argentina.

Las legisladoras chilenas presentaron un proyecto de ley para despenalizar el aborto y cuentan con el apoyo de diputados, quienes buscan un mayor acceso a estos procedimientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí