• Fedecámaras destaca que se cobrarían montos no percibidos desde 10 años atrás
  • Diversos sectores rechazan que la CCSS amplíe cargas sociales a trabajadores independientes

Redacción – «Lo que pretende la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) es inaceptable y perjudicial», afirma la Federación de Cámaras de Costa Rica con respecto a la ampliación de cargas sociales para los trabajadores independientes.

«CCSS pretende gravar a trabajadores independientes de forma arbitraria», opina el Colegio de Cirujanos Dentistas de Costa Rica.

Son diversos sectores los que están en contra de que la Caja modifique el reglamento para quienes cotizan de forma independiente a la institución. Dos de ellos son las cámaras del país y colegios profesionales, como lo es el de dentistas.

El reglamento fue publicado en el Diario Oficial La Gaceta el pasado 17 de marzo y el objetivo es atraer a más contribuyentes al Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte; sin embargo, las posiciones en contra han surgido por la arbitrariedad en el cambio de reglas ya establecidas.

Las cámaras

En un comunicado oficial, la Fedecámaras afirma que se cobraría hasta 10 años para atrás por ingresos no laborables como dividendos, intereses, alquileres, entre otros; entre otros argumentos para su posición en contra.

«Un asalariado que tenga alguna otra actividad económica deberá cotizar como asalariado y como trabajador independiente, y la tasa de contribución por trabajador independiente duplica la de un asalariado», indicó el presidente de la federación, Francisco Llobet.


LEA TAMBIÉN: (Vídeo) Funcionario de salud contagiado de Covid-19 tras vacunarse: Caja investiga caso


En el pronunciamiento agrega que se pretende tazar no solo los ingresos del trabajo sino también los que genera cualquier actividad económica propia, ya sea personal o por medio de una sociedad.

«Va totalmente en contra de las políticas de reactivación económica tan necesarias en este momento, al igual que en contra del empleo formal», concluyó.

Dentistas

La Junta Directiva del colegio envío un comunicado al gerente financiero de la Caja, Luis Diego Calderón, donde señalan que el reglamento establece criterios que «discriminan y violan los derechos constitucionales de los individuos».

Aunado a lo dicho por la Fedecámaras, el colegio profesional también está en contra de los cobros de dinero que no se percibió desde hace 10 años.

«De entrar en vigor el reglamento, la Caja haría un cobro retroactivo de montos no percibidos hasta por 10 años atrás, a pesar de que las cuotas que se entregan a la Caja son contribuciones parafiscales, las cuales se rigen por la norma de procedimientos tributarios, misma que establece la prescripción de cuatro años», indica el Colegio.

También destacan que los aportes de los independientes son desproporcionados con respecto a los que brindan los asalariados.

«Debe quedar muy claro que la contribución o cuota que se le entregue a la institución no puede ser mayor que la cuota que paga el patrono, establecida en 9.53%», menciona la carta.

Agregan que la CCSS no tiene las facultades para establecer una definición de trabajador independiente tal y como lo hace, clasificar de esta forma a quienes obtienen dietas o dividendos de sociedades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí