Redacción- En la madrugada de este viernes, al menos 44 personas murieron en una estampida ocurrida durante un festival religioso en el noreste de Israel, según confirmaron autoridades a medios locales.

Datos preliminares del servicio nacional de emergencia Magen David Adom (MDA) indican, por su parte, que otro centenar de personas resultaron heridas, decenas de ellos en «condición críticas».

El primer ministro Benjamin Netanyahu describió el accidente como un «gran desastre» y dijo que estaba orando por las víctimas.

Según informó el MDA, las autoridades continuaban evacuando heridos en horas de la madrugada, en lo que el diario Times of Israel consideró que se trataba de «una de las peores tragedias en tiempos de paz» en la historia del país.

¿Qué pasó?

Decenas de miles de judíos habían iniciado el jueves una peregrinación a la ciudad de Merón para la fiesta religiosa anual Lag B’Omer.

La celebración es el evento más grande que se lleva a cabo en el país desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

Videos publicados en redes sociales mostraban a miles de personas apiñadas y tratando de huir del caos en el lugar.

«Sucedió en una fracción de segundo; la gente simplemente cayó al suelo, pisoteándose entre sí. Fue un desastre», dijo un testigo al diario Haaretz.

Los primeros reportes indicaron que una estructura en el sitio se derrumbó, pero funcionarios de la MDA informaron más tarde que lo ocurrido fue el resultado de una estampida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí