• Expresidente afirma que esto es un paso más a la dictadura

Redacción – La nueva Asamblea Legislativa, controlada por el partido del presidente de El Salvador; Nayib Bukele, aprobó destituir a los magistrados de la Sala Constitucional y al fiscal general, con quienes el mandatario tuvo choque de posiciones en ocasiones anteriores.

Fueron 64 votos a favor -todos oficialistas- y 19 en contra los que permitieron materializar las intenciones de los congresistas, pues las acciones de los ahora exmagistrados, disgustaron al presidente y a su partido.

Esto provocaría que se comprometa la división de los Poderes de la República en El Salvador, pues todos estarían inclinados hacia el gobierno de Bukele.

Ahora ya tienen cinco personas para sustituir a los ahora magistrados destituidos, pues la acción también incluye a los suplentes.

Además, ya los diputados nombraron al nuevo fiscal general, Rodolfo Delgado.

Importantes políticos salvadoreños han expresado su descontento y temor tras las acciones del partido de Nayib Bukele, pues aseguran que se trata de un grave golpe al régimen democrático.

El expresidente de El Salvador en el período anterior (2014-2019), Óscar Ortiz, expresó en su cuenta de Twitter que:

Por su parte, Bukele celebró la primera sesión del Congreso y afirma que fue el pueblo, a través de los legisladores elegidos, el que procedió con estas acciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí