Protestas en Colombia. Foto: EPA
  • Se reportan más de 800 heridos
  • Denuncian abuso de autoridad, amenazas y agresiones brutales

Redacción – Colombia hoy llora la muerte de al menos 18 civiles durante las protestas en diferentes ciudades de ese país, aparentemente asesinados por la policía, según reportó la Defensoría del Pueblo.

Además, se reportó el fallecimiento de un policía en estos movimientos que ya suman seis días, así como más de 800 heridos en total.

Todo empezó con un paro nacional y manifestaciones en contra de la reforma tributaria impulsada por su presidente, Iván Duque, pero la violencia se unió a la huelga.

Agentes policiales lanzando gases lacrimógenos sin ninguna estrategia, detonaciones de bala sonaban al fondo de las protestas y agresiones brutales contra los manifestantes es lo que denuncian los presentes.

Luego de que la violencia tomara fuerza, Duque ordenó -el 2 de mayo- retirar el proyecto que pretendía aumentar los impuestos en este país, pero las manifestaciones continuaron. Esta vez, en contra de la violencia por parte de la policía.

Abusos de autoridad y «nos están matando», son las principales denuncias que hacen los colombianos que se lanzaron a las calles a protestar en contra de las políticas agresivas en contra de los más vulnerables.

Cada una de las muertes ha conmovido al país entero, en especial la de Nicolás Guerrero, un joven de 27 años que protestaba al norte de Cali. En un vídeo que circula se escuchan los disparos y los presentes empezaron a correr, pero este joven quedó tendido en el suelo con un disparo en su cabeza.

«Están disparando a matar», dijeron en una de las balaceras.

La pregunta del millón que se hacen los jóvenes en las calles: «¿quién nos mandó a matar?» Muchos temen y creen fielmente que las órdenes provienen del gobierno.

Incluso los manifestantes reprochan las acciones de la policía al lanzas gases sin control, pues uno cayó dentro de un bus y los pasajeros se vieron en apuros para lograr salir de la unidad.

Otras denuncias aseguran hechos de agresión sexual contra mujeres colombianas, lo que tiene enfurecidos a muchos de los jóvenes.

Este pasado lunes, miembros del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia -agencia de la ONU- se hicieron presentes en el epicentro de las manifestaciones para constatar lo que se les había reportado.

En su reporte, aseguraron que sufrieron agresiones y amenazas en las protestas.

La furia de la ciudadanía fue tal que, el ministro de Hacienda impulsor de ese proyecto tributario, Alberto Casquilla, renunció a su cargo.

En el texto se indica que el proyecto buscaba establecer impuestos a productos de la canasta básica, así como un aumento en el costo de la gasolina, ampliar la base gravable del impuesto de renta, agregar un impuesto solidario para salarios altos, impuesto al patrimonio por dos años, IVA para servicios funerarios y para el Internet, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí