A medical syringe and a vial in front of the AstraZeneca British biopharmaceutical company logo are seen in this creative photo taken on 18 November 2020. Pfizer and Biontech announced its conclude phase 3 study of COVID-19 vaccine candidate with 95% primary efficacy analysis, as media reported on 18 November 2020. (Photo by STR/NurPhoto via Getty Images)

Redacción- Italia anunció este sábado que limitará el uso de la vacuna anticovid de AstraZeneca para mayores de 60 años.

También, administrará una segunda dosis de Pfizer o Moderna a los menores de ese umbral que recibieron la primera del inyectable del laboratorio británico.

El cambio se produce cuando Italia, muy golpeada por la pandemia, registra un descenso de casos y se prepara la próxima semana a levantar restricciones en gran parte del país.

El ministerio de Salud indicó en un comunicado, tras la revisión de la política vacunal por parte de un comité científico del gobierno, que el inmunizante de AstraZeneca se administrá «únicamente a las personas de 60 años o más».

En nombre del principio de «máxima precaución», a los menores de 60 años que ya recibieron una dosis de AstraZeneca, se les inyectará «una segunda de una vacuna ARNm» como la de Pfizer/BioNTech o la de Moderna, entre ocho o 12 semanas más tarde.

En abril, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) estableció un vínculo causal entre el vial de AstraZeneca y los raros casos de coágulos sanguíneos, pero destacó que los beneficios del fármaco eran superiores a los riesgos.

Roma suspendió en marzo su uso por los temores, pero tras el visto bueno del regulador europeo lo autorizó para los mayores de 18.

Italia ha administrado hasta el momento 41 millones de dosis y casi 14 millones de sus 60 millones de habitantes fueron vacunados por completo.

Unas 127.000 personas murieron de coronavirus en Italia desde febrero de 2020.

Vacuna AstraZeneca en Costa Rica 

La vacuna AstraZeneca solo está siendo aplicada, de momento, en el grupo 1 de prioridad, donde están los trabajadores de salud y de primera respuesta a la pandemia; es decir, no en personas de la tercera edad.